El gasto del consumidor bajó 0.2% tras perder 0.3% en diciembre.

Reuters

 

El gasto en consumo personal de Estados Unidos cayó por segundo mes consecutivo en enero, en una lectura que probablemente refleja que los precios más bajos de la gasolina continuaron pesando sobre la facturación de las estaciones de servicio.

PUBLICIDAD

El Departamento de Comercio dijo el lunes que el gasto del consumidor bajó 0.2% tras perder 0.3% en diciembre.

Cuando la lectura se ajusta por inflación, el gasto al consumidor registra un alza de 0.3% luego de la caída de un 0.1% en diciembre.

Los ingresos subieron un 0.3% tras un ascenso similar en diciembre. Los ingresos disponibles para las familias tras el ajuste por inflación avanzaron un 0.9%, el mayor incremento desde diciembre del 2012.

La tasa de ahorro subió a 5.5%, el mayor nivel desde diciembre del 2012.

Los menores precios de la gasolina continuaron presionando a la baja a la inflación y las mediciones clave de los precios al consumidor siguieron cayendo para alejarse más de la meta de 2 por ciento de inflación establecida por la Reserva Federal.

Un indicador de los precios sobre los gastos del consumidor marcó un ascenso de 0.2% en los 12 meses a enero, la lectura más débil desde octubre del 2009. Los precios sobre gastos de consumo personal (PCE por sus siglas en inglés) habían subido un 0.8% en diciembre.

Excluyendo los alimentos y la energía, el llamado índice subyacente PCE aumentó un 1.3% en los 12 meses hasta enero.

 

Siguientes artículos

Gasto del consumidor influye a los mercados en EU
Por

El promedio industrial Dow Jones caía 7.58 puntos, o un 0.04%, a 18,125.12 unidades, mientras que el S&P 500 ganaba...