Hace unos días, alguien del equipo de ComparaGuru.com sumó los viajes que había hecho en taxi en los últimos 5 meses. Total: 5,443 pesos (sin contar centavos). Mensual: 1,088 pesos.

Conclusión: el taxi es un gasto hormiga mensual que, si lo calculamos por año, crece a tamaño elefante, o para que te des una mejor idea, son 13,056 pesos, nada mal para un seguro médico, algún viaje o pagar deudas.

Antes de que empieces a sumar tu historial de viajes en taxi, te recomiendo preguntarte si para ti es un gasto evitable o no, ya que una característica fundamental de los gastos hormiga –además de que son pequeños e imperceptibles– es que son prescindibles.

La mayoría de los usuarios de servicios bancarios en México sabe qué son los gastos hormiga, pero sólo 41% los tiene contemplados en su presupuesto, de acuerdo con una encuesta reciente de Scotiabank. Y ese gasto representa entre 10 y 20% de su salario (lo mínimo que deberíamos destinar al ahorro).

PUBLICIDAD

Lo más grave del asunto no es que desconozcamos la fuga, sino que no hagamos algo para evitarla. Aquí te dejo algunos consejos para frenar esta salida de dinero:

  1. Reconoce el problema
    Al igual que con las adicciones, el primer paso para detener los gastos hormiga (y probablemente el más difícil) es reconocerlos. Para ello, intenta llevar un control detallado de tu dinero un día a la vez. En una semana revisa adónde se te van las moneditas o el dinero que no contemplas en tu presupuesto (deja fuera los gastos fijos como renta, luz, agua, entre otros). Luego saca la cuenta del mes. Te recomiendo bajar alguna aplicación o, si te pagan por nómina, revisar tus estados de cuenta para saber en qué gastas más.
    Reconocer cuánto gastas cada mes en cada cosa te dará un mejor panorama del total de dinero que dejas ir en monedas de 5 o billetes de 20 pesos.
  2. Pregúntate de qué puedes prescindir
    Un gusto que no te pesa no es precisamente un gasto hormiga. Estas fugas de dinero deben ser cosas que no necesitas y de las que puedes prescindir sin afectar tu calidad de vida.
  3. Dale un objetivo antes de que caiga en tus manos
    Una vez que detectes cuánto dinero al mes pierdes en gastos hormiga, búscale un objetivo y pide que te lo quiten antes de que llegue a tus manos. Puedes abrir una cuenta de ahorro que te descuente esa cantidad y no te permita acceder a ella sino hasta pasado cierto tiempo o puedes pagar algún seguro.

 ¿Cuáles son los gastos hormiga más comunes?

Según la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros y el estudio de Scotiabank, son:

– Intereses por no pagar a tiempo tu tarjeta de crédito
– Comisiones de los bancos
– Pago de servicios en ventanillas bancarias o supermercados (por las comisiones que te cobran)
– Estados de cuenta adicionales
– Aparatos que usan pilas
– Apps
– Café del día
– Cigarros
– Revistas o periódicos
– Limosnas
– Taxis por no salir a tiempo
– Estacionamientos
– Botanas o comida rápida
– Propinas
– Tiempo aire

Si haces este ejercicio, lo pensarás dos veces antes de volverte a subir a un taxi.

 

Contacto:

Correo: [email protected]

Twitter: @ComparaGuru

Facebook: ComparaGuru

Página web: ComparaGuru.com

Blog: ComparaGuru.com

 

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

Define tus objetivos, antes que te los definan
Por

Cuando el ser humano fija sus propios objetivos su motivación aumenta; aun así es muy común que en las empresas se impon...