Grupo Cementos de Chihuahua (GCC) podría ser la empresa mexicana que venda los materiales para la construcción del muro fronterizo que prometió Donald Trump, hoy presidente electo de Estados Unidos, con el que busca impedir el ingreso de migrantes ilegales.

Enrique Escalante, director general de la cementera, dijo que se podría tomar parte en esa obra suministrando a los constructores parte del concreto y el cemento necesarios.

“No podemos ser selectivos. Somos un productor importante en esa zona y tenemos que respetar a nuestros clientes en ambos lados de la frontera”, dijo el directivo de GCC a Reuters.

Trump dijo a lo largo de su campaña que el muro sería financiado con las remesas que envían los mexicanos que viven en EU, y que dicha obra recorrería los aproximadamente 3,200 kilómetros de longitud que tiene la frontera.

PUBLICIDAD

Lee también: Republicanos propondrán a Trump plan alternativo sobre muro

Sin embargo, Escalante explicó que la empresa también podría beneficiarse de las promesas del magnate neoyorquino de impulsar otros importantes proyectos de infraestructura y energía en el mercado estadounidense, donde GCC tiene tres plantas y supone un 70% de sus ventas totales –el 30 por ciento restante proviene de México–.

“Para el negocio en el que nosotros estamos, Trump es un candidato que favorece bastante la industria”, dijo el ejecutivo.

El viernes pasado, la cementera anunció que una de sus filiales en EU cerró la adquisición de varios activos de Cemex en estados fronterizos de EU por 306 millones de dólares.

Lee: Cemex finaliza venta de activos a Grupo Cementos Chihuahua en EU

 

Siguientes artículos

Aeroméxico se hunde en la bolsa por temores sobre alianza con Delta
Por

Los títulos de Aeroméxico caían 7.88% a 34.6 a las 12.23 hora local, mientras que los de Delta operaban con una ganancia...