Por Jorge Linares

El que la tecnología continúe revolucionando al sector empresarial no es una expectativa, es una realidad. Por lo que, frente a los diversos cambios sociales, económicos, estructurales y tecnológicos, las empresas deben aprender continuamente y adaptarse a las nuevas tendencias que su industria les demanda en un intento por sobrevivir a esta transformación. El conocer y anticiparse a dichas tendencias permitirá a las compañías y empresarios generar ventanas de oportunidad que les ayuden a expandir su operación mediante un factor clave, el talento humano. 

Aunque la realidad de la transformación mediante el uso de la tecnología ha estado ocurriendo desde hace décadas, ha sido en los últimos años que los procesos se han visto acelerados, sobrepasando la actividad empresarial que solíamos conocer, transformando todas las áreas, incluyendo la de gestión de talento, pues hoy en día, las exigencias son distintas; temas como la adaptabilidad, la capacidad de decisión y la innovación han tomado papeles protagónicos frente a requerimientos como la edad o género. Es en este contexto donde podemos adentrarnos a una realidad del sector, una de las principales ventajas frente a diversos cambios es que estos han ayudado a eliminar y disminuir barreras y prejuicios sobre la edad en los trabajadores, abriendo la posibilidad a personas mayores de 40 y 50 años para que se adentren en estas industrias gracias a su experiencia, capacidad de adaptación al cambio y así enfocar sus perspectivas laborales hacia un campo en crecimiento nunca antes visto.

Aun cuando existen sectores donde pertenecer a determinado grupo etario limita las posibilidades de un trabajo digno, para el sector tecnológico esto está cambiando de manera progresiva, brindando un panorama positivo para el país, donde el desempleo en mayores de 45 años ha sido una preocupación constante desde hace varias décadas. 

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado

Líderes y tomadores de decisión que nos desarrollamos en la industria de la tecnología y todos quienes desde su trinchera tienen la posibilidad de generar cambios que favorezcan a la población, debemos comprender que el conocimiento es flexible, adaptable y transmisible, por lo que el talento nunca tendrá “una fecha de vencimiento” y mucho menos está reservado para un solo sector de la sociedad. Los colaboradores o trabajadores mayores a 40 años ofrecen una perspectiva respaldada por la experiencia y el conocimiento desarrollado en décadas de trabajo que puede coadyuvar a las empresas a atender aquellos puntos “ciegos” que no son perceptibles a simple vista.

El factor edad comienza a quedar atrás para entender que la generación X está llena de potencial y buen desempeño, pues la única limitante en una industria en desarrollo es la capacidad de aprender e innovar, y esto no solo trae beneficios para la misma empresa, sino que puede cambiar la vida de aquellos talentos “senior” que se reintegran a la actividad laboral, brindándoles soporte y la posibilidad de fortalecer su posición en la sociedad frente a un panorama cada vez más complejo para los adultos en situación de desempleo.

El mundo continuará transformándose y reinventándose, trayendo consigo nuevas maneras de hacer negocios que se adapten a las necesidades del mañana pero sobre todo a las del presente. Para crear un verdadero cambio debe darse la bienvenida a las diferencias y una manera de lograrlo es combinando perspectivas frescas y aquellas más maduras que permitan pavimentar un camino nuevo e innovador para las empresas que se desarrollan en áreas disruptivas, cambiantes y sobre todo, adaptativas.

Suscríbete a Forbes México

Contacto:

Jorge Linares, Chief Revenue Officer de Nubiral

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

Canadá-inversiones-México-nearshoring
Las empresas mexicanas deben prepararse para el nearshoring
Por

Con una adecuada planeación y la necesaria infraestructura, el nearshoring generará una notable derrama económica y opor...