Reuters.- La automotriz estadounidense General Motors Co cerrará una de sus cuatro plantas de montaje de vehículos en Corea del Sur y decidirá el futuro de las operaciones restantes en las próximas semanas, según el resultado de las negociaciones con el Gobierno y sindicatos, dijo el lunes a Reuters el presidente de la firma.

GM sostuvo en un comunicado que asumirá un cargo de 850 millones de dólares en sus ganancias para reflejar los costos de reestructurar sus operaciones deficitarias en Corea del Sur, incluidos 375 millones de dólares en efectivo relativos a costos de personal. La mayor parte de las amortizaciones financieras se registrarán al cierre del segundo trimestre, dijo GM.

“Hay poco tiempo y todos deben actuar con urgencia”, dijo el presidente de GM, Dan Ammann.

El martes en Corea del Sur, GM anunciará planes para cerrar su planta de montaje de vehículos compactos en Gunsan, que emplea a unos 2,000 trabajadores, afirmó Ammann. Esa fábrica produjo apenas 33,982 vehículos en 2017, o cerca de un 20% de su capacidad total de producción, informó GM.

PUBLICIDAD

Las otras tres plantas de ensamblaje de la automotriz en Corea del Sur construyeron 485,403 vehículos el año pasado. GM vende automóviles de la marca Chevrolet y Cadillac en el mercado surcoreano y más de la mitad de las unidades elaboradas en las fábricas surcoreanas de GM son exportados.

La decisión de GM de reducir sus operaciones en Corea del Sur es la más reciente de una serie de medidas de los últimos tres años para priorizar la rentabilidad y las inversiones en nuevas tecnologías sobre las ventas y el volumen de producción.

Desde 2015, GM ha salido de mercados poco rentables en un breve intervalo de tiempo, incluidos Europa, Australia, Sudáfrica y Rusia.

La presidenta ejecutiva de GM, Mary Barra, ha dicho que concentrará el capital y la ingeniería de GM en mercados rentables -principalmente Estados Unidos y China- y en nuevas tecnologías como vehículos eléctricos y autónomos.

Las decisiones de la automotriz de salir de otros mercados poco rentables han exacerbado los problemas de GM Korea, que solía construir muchos de los modelos de la firma que se ofrecían en Europa. Una baja de las ventas de vehículos pequeños en Estados Unidos también golpeó la demanda de los modelos Chevrolet producidos en Corea del Sur.

La presencia a largo plazo de GM en Corea del Sur dependerá de la voluntad del Gobierno de ofrecer fondos y otros incentivos, y de si los sindicatos coreanos accederán a reducir los costos laborales, sostuvo Ammann.

 

Siguientes artículos

Cadena mexicana de farmacias ‘Dr. Ahorro’ sale de Chile
Por

La situación de la misma se complicó debido a incumplimientos de pago que se produjeron antes y después de un millonario...