Alrededor de 50 grandes empresas estadounidenses, entre ellas Apple, Wal-Mart y General Electric, tienen alrededor de 1.4 billones de dólares en paraísos fiscales, de acuerdo con un reporte realizado por la confederación internacional Oxfam, dedicada erradicar la injusticia y la pobreza.

Dicha cantidad se mantiene en una “red opaca y secreta” de 1,608 subsidiarias basadas en entidades offshore (extraterritoriales).

El informe, con datos de entre 2008 y 2014 sobre los asuntos financieros de las 50 corporaciones más grandes de Estados Unidos, se da a conocer luego de que se filtraran 11 millones de documentos en los Panama Papers al diario alemán Süddesutsche Zeitung, en el que se destaparon casos de evasión fiscal.

De acuerdo con el reporte, el gigante tecnológico Apple se encuentra en el sitio número uno del listado de Oxfam, con aproximadamente 181,000 millones de dólares (mdd) bajo sistema offshore en tres filiales.

PUBLICIDAD

Por su parte, General Electric, con sede en Boston, se encuentra en el segundo sitio con 119,000 mdd localizados en 118 subsidiarias en paraísos fiscales. En tanto, Microsoft se encuentra en la tercera posición con 108,000 mdd dentro del top de Oxfam.

El estudio también incluye a la firma farmacéutica Pfizer con 74,000 mdd, Alphabet (Google) con 47,400 mdd, la petrolera Exxon Mobil con 51,000 mdd, IBM con 61,400 mdd, Merck con 60,000 mdd, entre otras.

El uso de paraísos fiscales permitió a las firmas estadounidenses reducir su tasa efectiva de impuestos, indicó Oxfam.

“A pesar de que estas 50 empresas reportaron cerca de 4 bdd de ganancias globales de 2008 a 2004, éstas utilizaron entidades offshore para disminuir su tasa efectiva global. La tasa de impuestos es de apenas 26.5%, muy por debajo de la tasa vigente del 35% e incluso por debajo de los niveles medios pagados en los países desarrollados”, señala el reporte.

De acuerdo con el organismo, la evasión de impuestos de las empresas multinacionales cuesta alrededor de 111 billones de dólares anuales en Estados Unidos.

A su vez, esa misma estrategia es utilizada por el resto de los corporativos en el país, que suelen evadir alrededor de 100,000 mdd en impuestos de países pobres, lo que impacta las inversiones en educación, salud, infraestructura y otras formas de reducir la pobreza.

En un pasado informe, Oxfam México señaló que el sistema fiscal internacional debe ser reformulado, con la finalidad de impedir que se oculten recursos en paraísos fiscales, privando de esa manera a todos los países, en especial a los más pobres, de ingresos que les corresponden.

Según lo citado por el organismo, anualmente las naciones pobres pierden 170 mil mdd, en tanto que alrededor de 400 millones de personas no cuentan con asistencia sanitaria básica.

 

Siguientes artículos

La dueña de los Oxxo ahora va por farmacias de barrio
Por

Las farmacias son una apuesta muy interesante de FEMSA porque se trata de una industria muy defensiva que, además, confo...