Los gigantes petroleros firmaron 19 contratos con las autoridades mexicanas para buscar y explotar hidrocarburos en las aguas profundas del Golfo de México.

“En los próximos años, deberemos ver la perforación de más de 100 pozos, una muestra más de que el trabajo en conjunto arroja excelentes resultados para México”, dijo Alberto de la Fuente, presidente de la Asociación Mexicana de Empresas de Hidrocarburos (Amexhi), durante la firma de contratos con la Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH), el pasado 7 de mayo de 2018.

La ronda 2.4 promete sumar 74,000 barriles de petróleo crudo diarios hacia 2033, sumará 230,000 empleos y comprometería 93,000 millones de dólares en inversiones en caso de éxito geológico.

Shell, también presidida por De la Fuente, fue la gran ganadora de esta fase, pues se adjudicó nueve contratos: cuatro en solitario, cuatro en consorcio con Qatar Petroleum y uno con Pemex.

PUBLICIDAD

Muy de cerca estuvo la petrolera originaria de Malasia PC Carigali que ganó dos contratos en solitario y otras cuatro en varios consorcios con Repsol, Sierral PTTEP y Ophir.

Las autoridades energéticas permitirán, bajo la modalidad licencia, la exploración y extracción de hidrocarburos de tres provincias petroleras del Golfo de México:  6 contratos de áreas ubicadas en la provincia de Cinturón Plegado Perdido, 4 en Cordilleras Mexicanas y 9 en Cuenca Salina, adjudicados a 11 empresas agrupadas en 11 licitantes en el acto de apertura de propuestas realizado el pasado 31 de enero de 2018.

Los contratos tendrán una duración de 35 años con dos posibles prórrogas: la primera, de hasta 10 años; y la segunda, de hasta cinco años.

Las 19 áreas contractuales tienen una superficie total de 44,178 kilómetros cuadrados y recursos prospectivos por 2,798 millones de barriles de petróleo crudo equivalente.

 

Siguientes artículos

Anasofía Sánchez se pone al volante de Waze México
Por

Waze se enfocará en mayor medida en el crecimiento del negocio de publicidad y movilidad en México.