Reuters.- Un jurado federal dictaminó el martes que Gilead Sciences Inc no infringió las patentes estadounidenses con su pauta de prevención del VIH a base de los medicamentos Truvada y Descovy, con lo que Estados Unidos sufrió una derrota en su multimillonaria demanda.

El jurado de Delaware dictaminó que las patentes estatales no eran válidas, ni se habían infringido.

La administración federal había alegado que Gilead no compensó a los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos por descubrir que su medicamento Truvada, el primero aprobado para tratar el VIH, también podía ayudar a prevenir la infección por el virus.

La demanda parece marcar la primera vez que Estados Unidos demanda a un fabricante de medicamentos para hacer valer sus derechos de patente.

EU afirmó en una presentación judicial que tenía derecho a recibir hasta 691 millones de dólares en concepto de daños y perjuicios de Truvada para la PrEP (profilaxis preexposición) y 311 millones de dólares de Descovy para la PrEP.

La consejera general de Gilead, Deb Telman, dijo el martes que la empresa estaba satisfecha con el veredicto, que “confirma nuestra creencia de siempre de que siempre hemos tenido los derechos para poner Truvada y Descovy para PrEP a disposición de todos los que lo necesiten”.

Lee: Influyente grupo en EU recomienda mamografías a partir de los 40

Gilead se impone en la demanda de EU sobre las patentes de medicamentos contra el VIH

Gilead, con sede en Foster City, California, colaboró con los CDC a mediados de la década de 2000 para probar si Truvada podía prevenir la transmisión del virus que causa el sida, además de tratarlo.

El país obtuvo múltiples patentes de regímenes de fármacos para la prevención del VIH que, afirma, desarrollaron los investigadores de los CDC. Dijo en el juicio que tres de las patentes también cubren el régimen de profilaxis preexposición de Gilead para reducir el riesgo de infección por VIH.

La Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés) aprobó Truvada de Gilead para la profilaxis preexposición en 2012 y su medicamento relacionado Descovy para la profilaxis preexposición en 2019.

El año pasado, Gilead registró unas ventas mundiales de Truvada y Descovy de más de 2,000 millones de dólares.

Descovy, con 1,800 millones de dólares en ventas en 2022, fue el cuarto producto más vendido de Gilead, por detrás de los medicamentos contra el VIH Biktarvy y Genvoya y del tratamiento contra el Covid-19 Veklury (remdesivir).

Estados Unidos demandó a Gilead por infracción de patentes en 2019, alegando que la compañía “exageró” su papel en el desarrollo de la PrEP, ignoró las contribuciones de los CDC y se negó a licenciar las patentes de los CDC.

Otro tribunal decidió en otra demanda el año pasado que el país incumplió los acuerdos de investigación con Gilead al solicitar las patentes sin avisar con suficiente antelación.

¿Usas más Facebook?, déjanos un like para estar informado  

 

Siguientes artículos

Sam-Bankman-Fried-juicio-FTX
Fundador de FTX pide que desestimen la mayoría de cargos en su contra
Por

Sam Bankman-Fried hizo la petición al juez que lleva su caso de desestimar los cargos tras el colapso de su plataforma d...