En una carta dirigida a Forbes México, la empresa GINgroup hace valer su Derecho de Réplica para publicar “precisiones” al artículo “Inquietud empresarial por el fin del outsourcing“. En atención al derecho que la empresa cita, y por considerar relevante su postura en este tema, reproducimos el texto (editado por fines prácticos) a fin de dar luz sobre un tópico que preocupa a millones de trabajadores.

 

 

“Quien suscribe GINgroup a través de su área de Comunicación manifiesta lo siguiente:

PUBLICIDAD

“1) La nota (…) ofrece una versión sesgada por parte de supuestos especialistas y representantes de organismos que operan al amparo de una figura fuera del marco legal, a la que denominan tercerización y que no se ubica en ninguna norma vigente en México.  No existe tal fin del régimen.

“2) GINgroup ofrece un servicio de subcontratación a sus clientes de conformidad con las disposiciones fiscales, laborales y de seguridad social vigentes.  En ese sentido, se asume como patrón en términos del artículo 15-A de la LFT, asumiendo todas las cargas que le corresponden, a diferencia de quien se ostenta como empresa de tercerización, término ajeno a la norma laboral y por tanto inaplicable.  Hemos promovido mayor y mejor regulación a través de la creación de una Ley General de Subcontratación.

“3) En 2016, las empresas dedicadas a la subcontratación de mayor representación en el país, especialistas y autoridades, creamos un proyecto de norma mexicana que distinguiría a quienes cumplen con obligaciones de quien no lo hace.  Contrario a quienes hoy critican nuestra actividad y la tildan de simuladora, GINgroup pugnó por elevar el estándar de la Norma para confirmar cumplimiento y realidad de las operaciones. El temor de muchos participantes en el proceso fue tal que abandonaron el proyecto a pesar de haber sido sus promotores de origen. 

“4) No existe ninguna iniciativa a modo del grupo en el poder legislativo.  Como podrá comprobar cualquier interesado en remitirse a las fuentes, las disposiciones que existen pretenden acreditar la calidad de patrón de las contratistas e incluso mejorar el nivel de vida de los trabajadores, situación que obra en beneficio de los trabajadores y no al contrario. 

“5) Existe una diferencia abismal entre sustituir salario por prestaciones, como afirma la nota con generar valores agregados, como denominamos a nuestro esquema de operación.  En el mercado, muchas empresas incluidas las que generan este ataque han tratado de replicar nuestro modelo sin éxito e incluso planean ofrecer un producto que pretende replicar el nuestro.  La prueba tangible de que mejoramos la calidad de vida de nuestros trabajadores es el crecimiento anual del grupo y la sensible disminución de rotación de personal.

“6) Señalarnos como un modelo de elusión y alternar el término con simulación en un párrafo que solo se atribuye a “especialistas” (…) (En) una máxima jurídica insoslayable: “el que afirma tiene que probar”, pero no puede hacerlo quien se esconde en la comodidad del anonimato. 

“Nuestros modelos de operación son creados por especialistas, sujetos a procesos de revisión y auditorías fiscales y financieras cuando las características lo requieren.

“Quienes se ostentan como especialistas en su nota adolecen de conocimientos legales y de la forma en que operamos. (…)

“Atentamente. GINgroup”.

Respuesta de los Editores:

Forbes México abre el debate en torno a este relevante tema laboral y ofrecemos nuestra plataforma editorial para juntar las voces más autorizadas al respecto. No estamos de acuerdo con las descalificaciones a las fuentes utilizadas y, más bien, nos ponemos del lado de todos los jugadores involucrados: empresas, autoridades laborales, legisladores, organizaciones y despachos.

 

 

Siguientes artículos

Confidencias | Otra preocupación por el Banco de Mexico
Por

Un ex socio de Oceanografía se mueve en la filantropía; y la próxima semana habrá claridad sobre las becas del nuevo gob...