Analistas coinciden en que la fusión de las empresas generaría un significativo ahorro de costos a través del uso compartido de redes de producción y plataformas, pero también podría enfrentar problemas antimonopolio en Estados Unidos y arriesgar pérdidas de empleos.

 

Reuters

General Motors (GM) está buscando asesoría de bancos de inversión, en una muestra de que está tomando en serio los intentos de Fiat Chrysler Automobiles (FCA) por forzar una fusión con su mayor rival estadounidense, dijeron analistas y operadores.

PUBLICIDAD

Previamente este año, GM rechazó abiertamente una propuesta de fusión de la automotriz italiano-estadounidense y la presidenta ejecutiva, Mary Barra, dijo la semana pasada que no tenía interés en una alianza.

Pero fuentes dijeron a Reuters que GM pidió asesoría a Goldman Sachs y Morgan Stanley en momentos en que el jefe de FCA, Sergio Marchionne, habría estado persuadiendo a inversores de GM en un esfuerzo por llevar al directorio de esa compañía a la mesa de negociaciones.

FCA está siendo asesorado por UBS, dijeron las fuentes.

Gabriele Gambarova, analista de Banca Akros, dijo que la operación podría demostrar que la opción de alcanzar un acuerdo con GM “no está completamente descartada y que GM está al menos contemplando esa opción al menos para dar más respuestas convincentes a sus accionistas”, sostuvo.

“Creemos que las noticias pueden ser positivas”, dijo.

Las acciones de FCA que cotizan en Milán cayeron más temprano, pero operadores dijeron que los papeles estaban reaccionando mayormente al nerviosismo del mercado por la situación en Grecia.

Marchionne ha argumentado por meses que la industria automotriz necesita consolidarse para compartir costos de capital para desarrollar vehículos, incluyendo automóviles menos contaminantes y de más alta tecnología.

Analistas coinciden que una fusión entre FCA y GM podría generar un significativo ahorro de costos a través del uso compartido de redes de producción y plataformas, integración de los negocios europeos de las automotrices y superposición en Latinoamérica.

Pero un acuerdo también podría enfrentar problemas antimonopolio en Estados Unidos y arriesgar pérdidas de empleos.

 

Siguientes artículos

canciller-alemania
Acuerdo con Grecia todavía es posible: Merkel
Por

La canciller alemana dijo que si el gobierno de Atenas muestra voluntad, aún existe la posibilidad de que se logre un ac...