La automotriz General Motors (GM) trasladará la producción de su renovado GMC Terrain de Canadá a México, además de que mantendrá la producción del compacto Chevy Cruze en sus instalaciones en ese país, pese a las amenazas del presidente electo, Donald Trump.

Mary Barra, directora ejecutiva de GM, anunció que el nuevo vehículo tipo SUV modelo Terrain, presentado el domingo pasado previo al Salón del Automóvil en Detroit, ahora se fabricará en México mientras que la empresa expandirá la producción de su planta en Canadá para ensamblar el Chevrolet Equinox.

Por su parte, Duncan Aldred, vicepresidente de ventas y mercadotecnia global de la firma, precisó a Bloomberg que la empresa usará sus instalaciones existentes para hacer frente a sus nuevos volúmenes de producción.

Barra rechazó que GM considerara transferir su producción de autos pequeños de México a Estados Unidos debido a que los proyectos de manufactura de un vehículo no pueden ser revertidos fácilmente.

PUBLICIDAD

Te interesa leer: Trump amenaza a GM con impuesto fronterizo por producir en México

“Este es un negocio de largo plazo con inversiones altamente intensivas de capital. Son decisiones que fueron tomadas hace dos, tres o cuatro años”, explicó la CEO de la automotriz.

Barra también consideró que “es muy pronto para especular” acerca del impacto potencial del posible impuesto fronterizo mencionado por Trump y subrayó que General Motors busca ser “parte de la solución que permita al país (Estados Unidos) fortalecerse junto con sus empresas”.

La división de camionetas de General Motors, GMC, ha tenido un importante aumento de ventas en los últimos años, en gran medida gracias a su crossover Terrain.

La semana pasada, Trump amenazó a GM con imponer un “gran impuesto fronterizo” por producir su modelo Chevy Cruze en México.

Lee más sobre el tema: Trump amenaza a Toyota con más impuestos si construye planta en México

“General Motors está enviando su modelo Chevy Cruze fabricado en México a los concesionarios de Estados Unidos libre de impuestos en la frontera. ¡Hágalo en EU o pague un gran impuesto fronterizo!”, publicó el mandatario electo en un mensaje en Twitter.

La armadora estadounidense anunció que ensamblaría su nueva generación del Cruze compacto en México para expandirse a países latinoamericanos y aprovechar los bajos costos y los acuerdos comerciales, y en 2015 dijo que destinaría 350 mdd para fabricar este modelo en el estado de Coahuila como parte de una inversión de 5,000 mdd en plantas mexicanas, anunciada en 2014 y que crearía 5,600 empleos.

GM fabrica modelos Cruze en su planta de Lordstown, en el estado de Ohio, en tanto que su modelo de cinco puertas (hatchback) es fabricado en su planta de Coahuila, en México.

Trump también amenazó al fabricante de automóviles japonés Toyota con cobrar un “fuerte impuesto fronterizo” si invertía en México a fin de exportar autos a EU, además de que criticó durante meses a Ford por sus planes de aumentar su producción en territorio mexicano.

Por su parte, Ford canceló su inversión de 1,600 millones de dólares (mdd) en México, aunque rechazó que la presión del magnate estadounidense haya provocado dicha decisión.

También puedes leer: Fiat Chrysler saldrá de México si aranceles de Trump son altos

 

 

 

 

 

 

Siguientes artículos

La pobreza será una constante para 57 millones en 2017
Por

Se espera un 2017 com­plicado en materia econó­mica que, seguramente, va a generar dificultades serias en los hogares en...