Por Joann Muller

General Motors espera que sus pickups Chevrolet Silverado y GMC Sierra de próxima generación sean significativamente más rentables que el modelo actual, lo que les proporcionaría las ganancias necesarias que ayudarían a financiar sus inversiones de 1,000 millones de dólares (mdd) al año en nuevas tecnologías de movilidad, como vehículos eléctricos y autónomos, dejando miles de millones de dólares más para los accionistas.

GM ya obtiene la mayoría de sus ganancias de los camiones y SUV, pero al agregar más pickups al mercado de gama baja y alta, así como más modelos de cabina doble de cuatro puertas para compradores recreacionales, verá ganancias “significativamente” mayores de sus camiones de próxima generación, dijo el presidente de la compañía, Dan Ammann.

Pero los modelos 2019, presentados esta semana en el auto show de Detroit, saldrán a la venta hasta fin de año, lo que significa que ese incremento de ganancias realmente no entrarán en vigor hasta 2019 y más allá.

PUBLICIDAD

Todo se suma a lo que probablemente será un año fuerte en 2018, casi sin actividad con los resultados récord esperados para 2017, dijo la compañía hoy. GM pronostica informar un tercer año de ganancias récord con 2017, en el extremo superior de su rango previamente anunciado de 6.00 dólares a 6.50 dólares de ganancia por acción diluida-ajustada. Pero luego de un 2018 tranquilo, GM espera que el crecimiento de las ganancias se acelere en 2019.

Lee también: GM seguirá fabricando en México su Silverado, pese a Trump

“GM tuvo un muy buen 2017, continuamos transformando nuestra compañía para estar más enfocados, ser más resistentes y rentables”, dijo la presidenta y directora general de GM, Mary Barra. “Estamos posicionados para otro año fuerte en 2018 y uno aún mejor en 2019”.

“La reestructuración de la compañía en los últimos años nos ha permitido desplegar recursos y capital para obtener mayores oportunidades de retorno, incluidos nuestros camiones de última generación y el establecimiento de nuestro liderazgo en el futuro de la movilidad”, agregó Ammann. “La nueva familia de camionetas pickup que se lanza este año generará rendimientos muy fuertes en los próximos años”.

Ha pasado menos de una década desde que el mayor fabricante de automóviles de Estados Unidos requirió un rescate de los contribuyentes para salir de la bancarrota. Desde entonces, la compañía ha tenido dificultades para convencer a Wall Street de que actualmente es una compañía fundamentalmente diferente, especialmente en medio de la disrupción de la industria por parte de nuevos competidores como Tesla, Uber y Waymo. Los inversionistas también temen que las ventas de automóviles en Estados Unidos hayan alcanzado su punto máximo, lo que implicaría una recesión.

Pero al demostrar la salud de su negocio principal y al mismo tiempo posicionarse como un líder de movilidad, GM pretende demostrar que está en la mejor posición para sobrevivir, y prosperar, en el nuevo entorno competitivo.

Y los inversionistas comienzan a creerlo. “Es casi como si hubiera habido un cambio de 180 grados en la narrativa en poco más de un año”, dijo el analista de Morgan Stanley Adam Jonas. Las acciones de GM subieron casi un 3% esta mañana, por las noticias de la perspectiva positiva de la compañía. Desde un valor de 32 dólares en mayo de 2017, las acciones de GM aumentaron un 40%, alcanzando los 45 dólares por acción.

Con Barra, GM ha construido un historial creíble de cumplimiento de sus promesas. La compañía se ha deshecho de negocios no rentables en todo el mundo como Opel/Vauxhall en Europa, mientras canaliza dinero hacia oportunidades de crecimiento como automóviles autónomos, servicios de transporte y electrificación. El resultado han sido tres años de ganancias récord, incluyendo un 10% de márgenes en su negocio principal en Estados Unidos.

La franquicia de camionetas de GM —incluidas las camionetas medianas como Chevrolet Colorado, camionetas grandes como Silverado y GMC Sierra, y camionetas SUV como Chevrolet Tahoe y Cadillac Escalade— es su base, representando un negocio de alto margen de 65,000 millones de dólares.

Pero los ejecutivos de GM admiten que la compañía no ha maximizado su oportunidad de ganancias de ese negocio porque se ha enfocado principalmente en el medio del mercado, vendiendo camiones con un precio de 35,000 a 55,000 dólares. Al ampliar su línea para incluir no solo camiones de nivel entrante, sino también modelos más lujosos como el nivel del GMC Denali, espera acelerar las ganancias de sus camiones.

Tan solo con el aumento de pickups para pasajeros de cuatro puertas del 60% de ventas al promedio de la industria del 70%, les ayudará a cerrar una brecha de precios con las camionetas de la serie F de Ford, dijo GM. Ford dice que el precio promedio de transacción en sus camionetas es de 47,800 dólares por unidad,  3,400 dólares más que hace un año. Algunas de las camionetas para trabajo pesado más lujosas de Ford se venden por casi 100,000 dólares.

Lee también: ‘Business as usual’, dice GM sobre renegociación del TLCAN

GM es optimista por otras razones. La fortaleza de la economía de Estados Unidos, con un impulso adicional de los recientes recortes de impuestos federales, señala que las ventas de automóviles se mantendrán saludables. GM también espera que las ganancias de Cadillac se dupliquen para 2021 con nuevos modelos crossover y crecimiento continuo en China, y anticipa mejoras en los negocios internacionales de GM, incluida Sudamérica, así como el crecimiento de empresas adyacentes como Onstar, posventa y su unidad de préstamos GM Financial.

Ese crecimiento de las ganancias ayudará a financiar mayores inversiones para futuros vehículos autónomos –alrededor de 1,000 millones de dólares anuales, después de solo tener 600 millones de dólares disponibles en 2017– y continuos desembolsos de capital de 8,500 millones de dólares al año, lo que a su vez permite a GM seguir distribuyendo efectivo a los accionistas a través de dividendos y recompras de acciones. En los últimos cinco años, GM ha devuelto 25,000 millones de dólares a los accionistas, y tiene otros 3,5o0 millones para la recompra de acciones por venir.

Los directivos de GM no han dicho cuándo esperan comenzar a ganar dinero con autos autónomos y la movilidad como servicio, pero Ammann ha sugerido que es una oportunidad comercial de miles de millones de dólares. “Para llegar allí, debemos desplegar la tecnología de manera segura a escala”, dijo, y GM está completamente enfocada en lograrlo para 2019.

Mientras tanto, es claro que las camionetas continuarán generando suficiente dinero para financiar las ambiciones futuras de GM, y eso no va a cambiar pronto.

 

Siguientes artículos

¿Por qué (y cuándo) las marcas deberían usar interactivos?
Por

¿Quieres usar interactivos como parte de tu estrategia de contenido de marca? Aquí hay algunos consejos para comenzar.