Foro Forbes 2014: Francisco Garza, vicepresidente de Ventas para GM de México, asegura que vienen los meses más importantes del año en los que la industria automotriz recuperará el buen paso.

 

La baja venta de automóviles a principios de 2014 representó un bache profundo para las empresas automotrices en México. La fiesta que había experimentado la industria en los últimos años parecía llegar a su fin. Sin embargo, las cifras favorables de los últimos meses le hacen pensar a General Motors (GM) que la historia puede cambiar.

“Creemos que vienen los meses más importantes del año. Si analizamos la estacionalidad de la industria automotriz (a inicios de 2014), el último trimestre es el que más volúmenes genera, dadas las características del trimestre”, asegura en entrevista con Forbes México Francisco Garza, vicepresidente de Ventas, Servicio y Mercadotecnia para GM de México.

PUBLICIDAD

En abril pasado, la venta de automóviles ligeros cayó 8% en comparación con el mismo mes de 2013, pero la tendencia negativa cambió en julio, ya que las ventas en el mismo segmento experimentaron un crecimiento de 11% contra igual periodo del año pasado. A los ojos del responsable de las ventas de la automotriz estadounidense en 21 países de Centroamérica y el Caribe, la recuperación parece haber iniciado.

Chevrolet, Buick, GMC y Cadillac son los cuatro caballos de batalla que tiene GM dentro de su portafolio de marcas para aprovechar la buena época que parece avecinarse en el sector.

Pero Garza no echa las campanas al vuelo en el crecimiento futuro de la industria, y sabe que aún hay pendientes que deben solucionarse para que el negocio pise al acelerador a fondo.

[youtube id=C8y0SeDT5B8 width=”620″ height=”360″]

Combustible para crecer

Para el directivo de GM, la industria automotriz no podría ofrecer un mejor panorama que el actual. México ocupa la octava posición del World Ranking of Manufacturers de la Organización Internacional de Constructores de Automóviles (OICA), el cual  posiciona a nuestro país por arriba de naciones como España, Francia y Reino Unido.

Durante 2012, México se colocó como el cuarto país exportador de vehículos ligeros, y también ocupó la quinta posición como exportador de autopartes a nivel internacional.

La firma originaria de Estados Unidos está lista para avanzar. “Tenemos la riqueza de una gama de productos que va desde Matiz Chevrolet hasta la Suburban, vehículos icónicos como Corvette o Camaro y Cadillac.”

El crecimiento de la industria es del orden de 3% anual, mientras que la compañía crece por arriba de 8% con respecto al mismo periodo de 2013.

Garza reconoce que para que todas las empresas mantengan sus crecimientos es necesario trabajar en mecanismos que permitan a un mayor número de consumidores acceder al crédito, así como abatir la importación de vehículos chocolate, es decir, aquellos automóviles que ingresan desde EU de forma ilegal.

De octubre de 2005 a mayo de 2014, al país entraron siete millones 509,000 unidades, cifra que equivale a 88% de los autos nuevos que se vendieron en el periodo mencionado, según cifras de la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores (AMDA).

 

La cartera lista

Hay factores adicionales que motivan la perspectiva futura del país. Garza confía en que el desarrollo de proyectos que traerán las reformas aprobadas en la actual administración puede detonar un buen negocio para las automotrices.

“Si este conjunto de reformas tienen el impacto que se espera, esto va a reactivar mucho la economía nacional y, como consecuencia, esta derrama trae la necesidad de adquirir vehículos en donde participamos… Estamos atentos a que esto se irá estructurando… Vamos a tener nuestro portafolio dispuesto a la iniciativa pública o privada que adquiera vehículos de nuestras marcas”, dice el vicepresidente de GM.

En los últimos siete años, la firma estadounidense ha invertido 5,600 millones de dólares (mdd) para afianzar la producción de sus cuatro plantas en el país.

El reto de la compañía a nivel global es dejar atrás la caída de 190 mdd en su ganancia neta durante el último trimestre, comparado con el mismo periodo del año pasado, debido al llamado a revisión de vehículos por defectos en su fabricación.

Por ahora, Francisco Garza se encuentra a la espera de que se concreten las buenas expectativas para GM en México, y deja entrever que la estadounidense continuará con la cartera en la mano para aprovechar las oportunidades que se le presenten en la fiesta automotriz del país.

“Siempre estamos evaluando nuestra capacidad de inversión, pero estamos muy positivos y creo que en el futuro seguirán escuchando buenas noticias, que serán reflejo de la confianza que tenemos como organización en este país”, dice.

El vicepresidente de Ventas, Servicio y Mercadotecnia para GM será uno de los asistentes al Foro Forbes 2014, que se celebrará el 30 de septiembre en la Ciudad de México.

 

Siguientes artículos

El mexicano que usó YouTube como lienzo para triunfar
Por

A Leonardo Pereznieto lo rodeó el mundo del arte desde que nació. Hoy es un artista que triunfa gracias a la exposición...