Reuters.- General Motors Co dijo el viernes que llamará a revisión a unos 73,000 vehículos eléctricos Chevrolet Bolt, asumiendo un costo de 1,000 millones de dólares, para hacer frente a riesgos de incendio, y además detuvo indefinidamente las ventas del modelo por problemas de las baterías.

La revisión masiva ocurre cuando GM está tratando agresivamente de aumentar las ventas de vehículos eléctricos.

GM dijo que pedirá un reembolso a su proveedor de baterías, LG.

El mayor fabricante de automóviles de Estados Unidos dijo que el llamado a revisión cubre todos los vehículos Bolt que no habían sido retirados previamente en julio.

GM dijo que reemplazará los módulos de batería defectuosos en los Chevrolet Bolt EV y EUV con nuevos módulos.

El costo de 1,000 millones de dólares se suma a unos 800 millones de dólares de gastos por las revisiones anteriores, dijo un portavoz.

En julio, GM llamó a revisión a casi 69,000 Chevrolet Bolts por riesgo de incendio y dijo que reemplazaría los módulos de batería defectuosos.

Sigue la información sobre los negocios y la actualidad en Forbes México

GM aseguró que no venderá vehículos Bolt hasta que esté satisfecho con la solución.

El fabricante de automóviles dijo que, en raras circunstancias, las baterías suministradas a GM para estos vehículos pueden tener dos defectos de fabricación -una lengüeta de ánodo rota y un separador doblado- presentes en la misma célula de la batería, lo que aumenta el riesgo de incendio.

No fue posible contactar inmediatamente a los responsables de LG para que hicieran comentarios. 

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado

 

Siguientes artículos

Gigantes tecnológicos constituyen un riesgo sistémico para los reguladores bancarios
Por

Los gigantes tecnológicos, como Google, Amazon y Microsoft, que albergan un creciente volumen de operaciones bancarias,...