General Motors (GM) anunció que trasladará 600 empleos de México a Estados Unidos.

La razón de esta decisión es la apertura de un nuevo parque de proveedores que abrirá en Arlington, Texas.

Esta decisión se da a conocer después de una guerra de declaraciones por parte de Donald Trump, presidente de Estados Unidos, en contra de las armadoras para que saquen su producción de nuestro país. De lo contrario, Estados Unidos aplicaría aranceles a las exportaciones mexicanas.

Fuentes cercanas a la compañía dijeron a Forbes México que la medida no implica despidos en General Motors, sino que la compañía prescindirá de los servicios de algunos de sus proveedores.

El complejo industrial albergará a 1,250 empleados, más de 850 puestos nuevos, que se suman a los 7,000 empleos y 1,000 millones de dólares en inversión que anunció el gigante automotriz previamente este año.

El nuevo parque de proveedores consistirá en dos edificios industriales de fabricación y almacenes que comprenden más de 1.2 millones de pies cuadrados.

La compañía automotriz dijo en el documento que la nave industrial estaría lista para 2018.

Publicidad
 

Siguientes artículos

Apple
Apple ficha a los ejecutivos detrás de ‘Breaking Bad’
Por

Jamie Erlicht y Zack Van Amburg, presidentes de Sony Pictures Television desde 2005, dirigirán la programación de video...