Por Fernanda Celis y Arturo Solís

Múltiples empresas automotrices que operan en México quieren que sus autos arranquen con gasolina que no sea de Petróleos Mexicanos (Pemex)… o al menos han pedido permiso para comprarla en otros países.

Firmas como la estadounidense General Motors (GM), así como las japonesas Nissan y Toyota han solicitado y obtenido permisos de la Secretaría de Energía (Sener) para traer el combustible desde el extranjero.

El 27 de febrero de 2017, GM recibió un permiso para importar 4 millones de litros de gasolina. El pasado 7 de febrero, Toyota obtuvo la autorización para importar 3.8 millones de litros. El 29 de junio de 2016, Nissan hizo dos solicitudes que contabilizan más de 10 millones de litros permitidos para su importación.

PUBLICIDAD

Y no son las únicas armadoras vehiculares que pretenden hacerlo. Volkswagen podrá importar 550,000 litros. Ford y KIA también, pero con cantidades menores a 400,000 litros.

Toyota explicó a Forbes México que, ante la cercanía de su planta en Tecate, Baja California, con la frontera de Estados Unidos, será más fácil importarla, en lugar de comprarla a Petróleos Mexicanos (Pemex). Sus fines de importación son para el primer llenado de tanque de sus vehículos.

Todas las armadoras utilizan gasolina para ponerle a sus autos al final de la línea de producción. “Esto nos permite garantizar los altos estándares de calidad a través de diferentes pruebas dinámicas y estáticas que se vieron en los recorridos a planta”, comentó Víctor Alemán, gerente de relaciones públicas de Kia Motors.

El área de comunicación de General Motors agregó que la gasolina que compran se utiliza para ciertas pruebas de sus autos, sin dar mayor información al respecto.

Forbes México consultó al resto de las armadoras, pero hasta el momento de publicación no obtuvo respuesta.

Estas seis armadoras ocupan el 74% de la participación de mercado en vehículos ligeros, según datos a febrero de 2017 de la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA) y la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores (AMDA).

 

Un país petrolero que importa gasolina

Pemex también ha visto mermada su producción de gasolina tras una crisis mundial del petróleo que comenzó en septiembre de 2014. El 13 de enero de 2017, su director general, José Antonio González Anaya, reconoció ante el Senado que la empresa importó 55% de la gasolina que se consumió en nuestro país.

Lee la nota completa aquí: Pemex importó 55% de la gasolina que consumió México en 2016:

Incluso, el documento de Sener detalla que la división Pemex Transformación Industrial solicitó importar 33,667 millones de litros de gasolina el 25 de octubre de 2016, cuyo permiso expira el mismo día de 2017.

Hata ahora, ninguna de las empresas con permisos ha comercializado la gasolina en estaciones de servicio , principalmente por la falta de infraestructura. Para revertir esta circunstancia, Pemex y la Comisión Reguladora de Energía (CRE) han preparado la subasta de ductos para el transporte y almacenamiento de combustible, conocida como Temporada Abierta, pero la presentación de ganadores fue pospuesta después de que hubiera problemas metodológicos con la subasta.

Aquí la información: Pemex y CRE repetirán subasta de ductos por errores metodológicos

La historia de gasolinas importadas en nuestro país  ha estado rodeada de escándalos. El más reciente ocurrió en abril de 2016, cuando Pemex tuvo que aclarar que no trajo combustibles chinos a nuestro país, bajo acusaciones de que los altos índices de contaminación que provocaron una crisis ambiental en la Ciudad de México habían sido motivados por la gasolina china de baja calidad.

Las compañías que pretenden proveer de gasolinas que no sean de Pemex han solicitado 206 permisos para traer a nuestro país y suman 248,700 millones de litros.

 

Siguientes artículos

El hombre que descifró el genoma humano busca una forma de engañar a la muerte
Por

Craig Venter, el hombre que secuenció el genoma humano, está de vuelta con un examen médico de 25,000 dólares que promet...