El gobernador de Texas, Greg Abbott, analiza la posibilidad de declarar una “una invasión” en su territorio ante el arribo masivo de migrantes con lo que podría invocar poderes de guerra que le permitirían tener un mayor control sobre la frontera de su estado con México, informó The New York Times.

Abbott, quien busca la reelección en los comicios de noviembre, ha impuesto revisiones extraordinarias a los tráileres de mercancias que proceden de México, una decisión unilateral lo cual afecta al comercio entre ambas naciones que cuestan alrededor de 8 mil millones de dólares al día.

Lee: AMLO acusa ‘politiquerías’ del gobernador de Texas por inspección a tráileres

Tal ha sido el efecto, que el gobernador de Nuevo León, Samuel García, pactó con Abbott reforzar la vigilancia en la entidad a fin de detener el tráfico de migrantes. Este acuerdo fue suscrito también por los gobernadores de Chihuahua, Coahuila y Tamaulipas.

De acuerdo con el rotativo estadounidense, el mandatario texano aún analiza la posibilidad de abocarse a una cláusula de la Constitución de dicho país que dicta que los estados de la Unión no pueden participar en una guerra salvo cuando son invadidos.

“Abbott está sopesando si invocar poderes de guerra reales para apoderarse de una autoridad estatal mucho más amplia en la frontera”, señaló The New York Times este sábado.

El gobernador Abbott ha movilizado durante este año a policías y agentes de la Guardia Nacional en la frontera de Texas con México al tiempo que ha construido alrededor de 32 kilómetros de vallas fronterizas.

De igual forma, The New York Times reporta que ha pagado autobuses para llevar a los migrantes que llegan a su estado a Washington.

Sigue la información sobre los negocios y la actualidad en Forbes México

 

Siguientes artículos

Costa Rica sufre ciberataque que paraliza aduanas y sitios web para pago de impuestos
Por

Costa Rica informó que desde el 18 de abril sistemas aduaneros y de pago de impuestos han sido afectados por un ciberata...