Al menos un medicamento para tratamiento de cáncer comprado el año pasado por el gobierno encabezado por Andrés Manuel López Obrador (AMLO) para combatir el desabasto se administró a pacientes sin contar con el registro sanitario de la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris).

El metotrexato, que llegó en septiembre de Francia, no tenía el permiso normativo para ser administrado en México y a pesar de eso fue distribuido por las autoridades del sector salud, de acuerdo Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI).

“Hasta el día de ayer, en la página de Cofepris no aparecía el registro sanitario del productor Laboratorios Mylan para el metotrexato. Tampoco el del medicamento oncológico vincristina, que recientemente se compró a Pfizer y que llegó de Estados Unidos para ser administrado a niños con cáncer”, dice la investigación de MCCI.

De acuerdo con la investigación, Hugo López Gatell, subsecretario de Salud, confirmó que el metotrexato se adquirió sin registro sanitario de Cofepris.

Sin embargo, el funcionario alegó que el medicamento tiene las aprobaciones de EMA, la Agencia Europea de Medicamentos, y que la importación fue posible gracias a un convenio internacional firmado por México.

“México hará uso de un convenio internacional con países de más altas estándares de regulación reconocidos por la Organización Mundial de la Salud”, dijo López Gatell.

Cofepris nunca respondió a múltiples peticiones de MCCI para que mostraran los registros sanitarios de ambos medicamentos o la inspección sanitaria. Tampoco Laboratorios Mylan dio respuesta a varias solicitudes de entrevista para verificar el registro de Cofepris del medicamento que vendieron.

Te recomendamos: Ssa identifica dos medicamentos potenciales contra coronavirus

 

Siguientes artículos

Casi la mitad de la población a favor del uso recreativo y medicinal de la mariguana
Por

De entre quienes respondieron que están a favor de la legalización para ambos usos, dos de cada tres (66%) tienen como p...