¿Qué relevancia tiene que el gobierno federal haya interpuesto 4 controversias constitucionales contra 4 estados de la República Mexicana por no armonizar sus leyes educativas de acuerdo a la reforma educativa?

 

 

 

PUBLICIDAD

En las últimas entradas de este blog hemos comentado sobre la problemática estatal y la poca capacidad de los gobernadores en turno para el manejo de sus entidades ante un gran cambio que se pretende impulsar en el país. Otra muestra más de esta problemática es el hecho de que la semana pasada, la Consejería Jurídica del Ejecutivo Federal interpuso 4 controversias constitucionales en contra de cuatro estados: Oaxaca, Chiapas, Michoacán y Sonora. El motivo es que estos estados no han armonizado sus leyes en materia de educación en el tiempo legal que se dicta en la reforma educativa.

Según dice la misma Presidencia de la República, es la primera vez que se da este tipo de acto jurídico por parte del Ejecutivo en contra de congresos estatales.

Para entender lo importante del asunto es primordial entender que una controversia constitucional es un juicio en el que un demandante, en este caso la Presidencia de la República, le reclama a un demandado, en este caso, los cuatro congresos estatales mencionados, sobre un acto que mandata la Constitución y que no se está cumpliendo en tiempo y forma, sobre una ley autorizada por el Congreso Federal y ratificada por los congresos estatales. Técnicamente estamos hablando de que la Federación demanda a los estados por no cumplir una Ley.

¿Por qué esto es inaudito en México?

  • Primero, porque técnicamente se está tomando una decisión legal y no política, lo que deja un antecedente jurídico muy importante en el Estado mexicano
  • Segundo, porque esto sólo pudo haber pasado en un Estado con alternancia política, que con fallas e imperfecciones, sí estamos viviendo en México. En otros tiempos, con la maquinaria política de la Presidencia y del partido en el poder, nunca se hubiera procedido a una controversia constitucional, simplemente se llamaba a cuentas al gobernador y al dirigente sindical y se arreglaban las cosas
  • Tercero, y a mi juicio más importante, porque existe la voluntad política por parte del presidente Peña Nieto de hacer cumplir la ley a través de la Ley misma, y esto es bueno para el país y su futuro.

 

Ahora bien, analicemos que pasa en los estados. En Michoacán, Oaxaca y Chiapas es en donde está fundamentalmente asentada la Coordinadora de Trabajadores de la Educación (CNTE), y es en donde existe mayor retraso educativo. Bajo este contexto, si sus congresos y gobernadores no han tenido la capacidad de la Ley Federal es porque seguramente la presión del magisterio disidente es enorme.

Otros factores en juego son que Oaxaca y Sonora son estados con gobiernos de partidos contrarios al Presidente: el primero, gobernado por Movimiento Ciudadano, y el segundo por el PAN. Por su parte, Chiapas está gobernado por un partido aliado al PRI, el Partido Verde, y Michoacán es un estado gobernado por el PRI. En todos estos congresos, a pesar de que el PRI tiene mayoría simple, no está siendo suficiente.

Queramos o no, el gobierno de Peña Nieto está haciendo historia por el simple hecho de tomar el camino legal. No sabemos cuál será el resultado, pero habrá que seguir el desarrollo del caso. Al final del día, son buenas noticias para la Federación y el Estado de Derecho.

 

 

Contacto:

Mail:[email protected]

Twitter: www.twitter.com/@Marcovherrera

 

 

 

*Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

El correo ya no es negocio para las agencias postales
Por

Debido a que el volumen del correo tradicional se ha reducido, las organizaciones han diversificado su cartera de produc...