A partir del 1 de enero de 2016, el costo máximo del combustible en México estará determinado por los precios internacionales. 

 

El secretario de Hacienda, Luis Videgaray, indicó a partir de 2016 el precio máximo de la gasolina estará vinculado a los precios internacionales.

PUBLICIDAD

En conferencia de prensa, Videgaray Caso explicó que esta propuesta forma parte de la estrategia de liberación de los precios de la gasolina en México.

Si el proyecto se pone en marcha, al final del año se dará a conocer un rango de precio máximo y mínimo de las gasolinas. “El precio de la gasolina se comenzará a transmitir al consumidor final”, explicó el funcionario.

“Como parte de la transición hacia un mercado completamente liberalizado para los combustibles, como el que se observa en la mayoría de los países del mundo, se propone que en 2016 los precios máximos puedan comenzar a fluctuar de forma consistente con su referencia internacional”, detalló Hacienda en su Paquete Económico 2016.

De enero a julio de este año, el IEPS a gasolinas y diesel ayudó al gobierno a obtener ingresos extras por 127,481 millones de pesos, de acuerdo con Hacienda.

Como parte de los artículos transitorios de la Ley de Egresos, se prevé que a partir de 2016 se otorguen permisos a terceros para el expendio al público de combustibles, que en 2017 se permita la  libre importación de gasolinas y diésel, y que a partir de 2018 los precios de estos ombustibles se determinen enteramente bajo condiciones de mercado. Por lo tanto, desde 2018 el mercado de los combustibles automotrices será un mercado abierto y con libre determinación de precios.

“Como parte del proceso de transición, se propone establecer una banda para las fluctuaciones de precios, de forma que se acoten los movimientos al alza y a la baja de los combustibles. Es necesario que el esquema tributario que aplica al sector se modifique a uno que sea congruente con el nuevo entorno del mercado de combustibles. Para ello, se propone adoptar un esquema de impuesto de cuota fija a los combustibles automotrices, como el utilizado en la amplia mayoría de las economías de mercado. Con ello, el impuesto a los combustibles automotrices dejará de estar referenciado al desempeño y costos de Petróleos Mexicanos, como sucede actualmente”, indica el proyecto presupuestario.

El encargado de las finanzas públicas del país dijo que el gobierno prevé un techo de endeudamiento interno por 535,000 millones de pesos en 2016, por lo que éste sería menor en 60,000 mdp respecto a 2015.

Respecto a los remanentes de Banco de México, Videgaray Caso señaló que el gobierno para 2016 no está incluyendo estos, no obstante, explicó que estos recursos serán destinados a sectores específicos.

Además, el funcionario público dijo que los remanentes del Banco de México se generan cuando hay una depreciación del peso.

 

Siguientes artículos

Zambrano pide que no haya recortes a educación y salud
Por

Jesús Zambrano dijo que ha habido inquietud sobre la reducción del presupuesto a estos rubros y aseguró que la Cámara de...