El presidente Enrique Peña Nieto volvió a defender el gasolinazo a través de un mensaje en cadena nacional este jueves con motivo del inicio de año, y que el aumento en el precio de los combustibles no se debe a la Reforma Energética ni a un incremento a los impuestos, sino a un alza del exterior.

“Se trata de un aumento que viene del exterior. El gobierno no recibirá ni un centavo más de impuestos por este incremento”, enfatizó.

Tras reconocer de nuevo que el gasolinazo es causa de molestia y enojo entre la sociedad, Peña Nieto señaló que su responsabilidad es tomar “decisiones difíciles en el presente para evitar afectaciones mayores en el futuro”.

“¿Qué hubieran hecho ustedes?”, cuestionó al explicar las consecuencias que tendría mantener el precio artificial de las gasolinas como el que se tenía en diciembre.

PUBLICIDAD

Lee más sobre el tema: Ya viene un segundo gasolinazo para febrero

Peña Nieto detalló que mantener un precio artificial de la gasolina en 2017 habría significado un gasto adicional de más de 200,000 millones de pesos, además de provocar el aumento de impuestos o un incremento de la deuda del país, “poniendo en riesgo la estabilidad de toda la economía”.

Según el mandatario, “mantener precios artificiales de la gasolina significaría quitarle recursos a los mexicanos más pobres para dárselos a los que más tienen”.

Como consecuencias detalló:

  • Paralizar por cuatro meses todos los servicios del Seguro Social: desde consultas con el médico familiar, hasta cirugías, guarderías y servicios de emergencia.
  • Interrumpir dos años completos los apoyos que entrega el Programa PROSPERA a casi 7 millones de familias.
  • Suspender tres años el Seguro Popular, que cuida la salud de más de 50 millones de mexicanos.

Peña Nieto también acusó que en el sexenio anterior se perdieron casi un billón de pesos subsidiando la gasolina. “Fue dinero que se quemó regalando gasolina, en lugar de invertir en cosas más productivas”, enfatizó.

 

Te interesa leer: Gasolinazo es doloroso y difícil, pero inevitable: Peña Nieto

El mandatario señaló que antes de tomar la medida del gasolinazo, recortaron el gasto “del propio Gobierno de la República en casi 190 mil millones de pesos” y hasta ahora, han eliminado alrededor de 20 mil plazas laborales, lo que representa una reducción en sueldos y prestaciones de más de 7,700 mdp.

Adicional a lo anterior, “a partir del primer trimestre de este año, se reducirá en 10 por ciento la partida de sueldos y salarios de servidores públicos de mando superior de dependencias federales”.

En el mismo mensaje, Peña Nieto apuntó que el otro reto a enfrentar en 2017 es el de construir una relación positiva con el nuevo gobierno de Estados Unidos.

“Refrendaremos los sentimientos de amistad del pueblo de México con el pueblo norteamericano, y trabajaremos, con toda decisión, para mantener y fortalecer las relaciones económicas, culturales y familiares entre los dos países”, señaló.

El jefe del Ejecutivo pidió otra vez la unidad de los mexicanos para afrontar estos nuevos retos. “Éste será un año de importantes retos; retos para México, para el gobierno federal y para nuestra sociedad”, subrayó.

Este mensaje se da un día después de que Peña Nieto afirmó que el gasolinazo se trataba de una medida dolorosa y difícil, pero inevitable.

 

Siguientes artículos

Crédito bancario crece 5.5% en El Salvador
Por

Entre el 1 de enero y el 31 de diciembre de 2016, los depósitos privados sumaron 10.3 mdd, siendo 380.6 mdd más que los...