Por Investing.com

Actualmente, Google vale casi 830,000 millones de dólares en Bolsa, lo que la sitúa como una de las compañías más valiosas del mundo. Desde que empezó a cotizar, en agosto de 2004, ha multiplicado su valor en un 2.278%. En 2015, cambió su nombre en el mercado por Alphabet (NASDAQ:GOOGL).

“Invertimos en Google partir de 2006 antes de venderlo a finales del 2007 por razones de precio. Lo recuperamos durante la crisis y somos accionistas desde entonces. Siempre hemos sido muy aficionados a la cultura de trabajo de la empresa y a la calidad de la gestión, especialmente su visión a largo plazo de inversiones en campos completamente nuevos donde la empresa podría diferenciarse (por ejemplo, conducción autónoma) maximizando los beneficios a corto plazo”, explica Louis d’Arvieu, co-gestor de los fondos Sextant Grand Large y Sextant Autour du Monde de Amiral Gestion.

Uno de los puntos fuertes que destacan los accionistas del buscador es la diversificación de sus negocios. “Pudieron adquirir grandes activos a precios razonables, como Youtube y Doubleclick, que se han convertido en activos clave a lo largo del tiempo, gracias a las inversiones a largo plazo. También pudieron lanzar productos desde cero, como Chrome y Android, que más tarde se convirtieron en líderes mundiales y han aumentado considerablemente su moat”, comenta Louis d’Arvieu.

PUBLICIDAD

Esta diversificación se ha notado en sus resultados. Alphabet obtuvo en el primer semestre de 2018 un beneficio neto de 12,596 millones de dólares, un 40,7% más que el mismo periodo del año anterior. En el conjunto del primer semestre, los ingresos ascendieron a 63,803 millones de dólares, un 25.7% más.

El gigante consiguió estas cifras a pesar de la multa que le impuso Bruselas, de más de 5,000 millones de dólares, al acusar a la firma de utilizar métodos ilegales para consolidar su dominio en búsquedas por Internet.

No obstante, los resultados de la compañía se hicieron notar en los mercados. Los accionistas de Alphabet ganaron de enero a junio 17.89 dólares por título.

Junto con Facebook (NASDAQ:FB), Amazon (NASDAQ:AMZN), Apple (NASDAQ:AAPL) y Netflix (NASDAQ:NFLX), Google (Alphabet) pertenece al conocido sector de las FAANG, que disfruta de buena salud en Bolsa. Desde enero de 2017 hasta el pasado julio, el sector se disparó un 80%.

“Nadie pone en duda la tendencia de fondo de Alphabet y, por lo tanto, ante dicha situación, lo único que hay que hacer es entrar en ella y esperar que la pauta de mínimos crecientes no se rompa tras tu entrada”, explica Eduardo Bolinches, director y fundador de Escuela de Trading y Forex.

Sin embargo, este experto puntualiza: “No soy partidario de comprar en estos niveles de precios. Pueden llamarte tonto, pero refiero comprar más caro que los niveles actuales sabiendo que la pequeña pauta correctiva desde finales de julio ha terminado y, por ello, estimar ciertamente viable el ataque a nuevos máximos, que comprar a precios actuales y ver cómo la acción continúa bajando, pierde la media de largo plazo (hoy por hoy en los 1,122 dólares) y finalmente pierde la pauta de mínimos crecientes al cotizar por debajo de los 1,100 dólares. Sea como sea, es esta última referencia la que condiciona el mantenimiento en cartera de la acción”.

 

Siguientes artículos

wall-street
Acciones de Apple y Amazon impulsan a Wall Street
Por

El promedio industrial Dow Jones subía 0.13%, mientras que el S&P 500 ganaba 0.20% y el Nasdaq avanzaba 0.39%.