A veces es difícil asociar ubicaciones en un mapa de Google 2D en el teléfono con lo que se ve alrededor en el mundo real. Es por eso que el equipo de Google Maps está probando un nuevo modo que utiliza realidad aumentada (AR) para agregar direcciones y colocar etiquetas en su vista a través de la cámara del teléfono.

La implementación sería más o menos así, según explica Fast Company: cuando recibas indicaciones de este modo en Google Maps, podrás llevar el teléfono al mundo real y ver una serie de flechas colocadas sobre la ruta que se supone que debe tomar.

También visualiza etiquetas en las calles a las que te estás acercando. Luego puedes echar un vistazo al mapa 2D en la parte inferior de la pantalla y asociar fácilmente la calle del mundo real con la línea del mapa. Y puedes ver dónde se está moviendo el pequeño punto azul (que eres tú) en relación con tu entorno.

Si deseasa volver al mapa 2D normal a pantalla completa, simplemente hay que bajar el teléfono. De hecho, por razones de seguridad, Google quiere disuadirlo de poner el teléfono delante de la cara durante unos segundos a la vez: si mira la pantalla del teléfono durante demasiado tiempo, verá un mensaje indicándole que baje el teléfono.

El desafío,dd explicó un portavoz de Google, es poner sólo la información de ayuda más inmediata en la vista AR, lo suficiente para orientar y mantener al usuario en movimiento a lo largo de la ruta.

Etiquetas destacadas

Para que las etiquetas y direcciones de AR sean útiles, deben colocarse correctamente sobre los lugares del mundo real dentro de la vista de la cámara. El GPS no siempre es capaz de colocar perfectamente el teléfono dentro de un entorno: la señal requiere una vista de línea de visión del satélite anterior, que puede ser bloqueada por árboles o edificios altos (en el centro de San Francisco, por ejemplo).

Pero Google tiene datos precisos de latitud y longitud asociados con los millones de imágenes capturadas por su función Street View. Utiliza el aprendizaje automático en la nube para hacer coincidir las imágenes de Street View con lugares reales vistos a través de la cámara del teléfono.

Los datos de latitud y longitud de esos lugares se combinan con el GPS y los datos de la torre del teléfono celular para identificar la ubicación del usuario. Con eso hecho, las imágenes AR se pueden colocar correctamente.

Google ahora está probando la función AR con un grupo selecto de entusiastas de Google Maps que le darán su opinión sobre la utilidad de la función y sugerirán ideas para mejoras.

Si la función AR trasciende las pruebas, podría convertirse en una función disponible dentro de Google Maps.

También te puede interesar: 

Samsung insinúa esperado debut de su teléfono plegable

 

Siguientes artículos

“El Chapo”: implicaciones políticas para México
Por

Al estilo de las series de narcos que han aparecido en los últimos años en distintas plataformas, se relacionó en las ac...