El Proyecto Loon que inició Google para llevar Internet a comunidades apartadas podría tener un impacto económico considerable y al mismo tiempo, evidenciar la falta de aptitud de los gobiernos.

 

En junio de 2013, en el paralelo 40 sur, en la Isla Sur de Nueva Zelanda, Google lanzó el piloto de su “project loonuna serie de globos en la estratosfera con el propósito de proveer Internet de manera gratuita a todo el mundo, en particular en las regiones donde menos conectividad existe. El modelo implica utilizar globos meteorológicos especialmente diseñados para ser dirigidos por las corrientes de viento, empleando energía solar y transmitiendo la señal de Internet a antenas especiales en la tierra.

Además de lo interesante que el proyecto pueda ser por sus características técnicas y tecnológicas, muchos se preguntarán ¿qué relevancia económica tiene este proyecto de Google? y la respuesta es: muchísima. Sobre todo si las pruebas piloto son exitosas y en el futuro próximo se implementa en todo el planeta.

PUBLICIDAD

Google podría transformarse en el primer proveedor privado de un bien público global: Una red global de Internet impulsada por globos.

Un bien público se define como aquel bien que no es excluible, por ejemplo si se le brinda a una persona no es posible evitar que otras también lo reciban y es un bien que no tiene rivalidad, el disfrutar del bien no afecta que otros lo disfruten.

Por razones que son obvias para los economistas, los bienes públicos no suelen ser producidos por empresas o grupos privados, pues éstos no tienen forma de proveerlos de forma eficiente (donde el precio es igual al costo marginal) por lo que suele ser el estado el proveedor de dichos bienes, incluyendo su costo en los  impuestos, donde el costo marginal sea igual o menor al agregado del valor que los consumidores le dan a dicho bien.

Si el proyecto de Google es exitoso, no solo estaríamos viendo un posible caso de un bien público global tal como lo es el conocimiento o la seguridad internacional, sino estaríamos presenciando el primer bien público global proveído enteramente por una organización privada. Google sin duda enfrenta costos asociados a un servicio global de internet por lo que es sumamente interesante que lo haga de forma gratuita en un ejemplo de uno de los tópicos más estudiados por economistas y con gran controversia, por altruismo.

Dejando de lado el interés puramente académico en esta nueva aventura de Google, su éxito tiene en potencia grandes implicaciones. Hoy en día sabemos que conforme incrementa el número de conexiones a internet en los países, el PIB potencial tiende a crecer por los efectos que la conectividad tiene en la productividad vía la rápida difusión de información, ideas y procesos; la innovación suele estar muy vinculada a la rápida expansión de la conectividad.

Adicionalmente la conectividad puede tener otros impactos como impulsar la educación, acceso a servicios de salud y a servicios públicos con mayor eficiencia. El solo hecho de tener acceso a información como lo permite el Internet, puede tener impactos grandes en la vida pública. En cómo se toman decisiones y en cómo se relacionan las personas. Si “loon” es exitoso implicaría un suceso de gran impacto para el crecimiento económico y la disminución de algunas formas de marginación en todo el mundo, sobre todo en aquellos que puedan tener la infraestructura para aprovecharla, disminuyendo el precio del servicio a la par.

Por último el hecho de que una organización privada tenga la capacidad para proveer un bien público a escala global con todos los retos técnicos y costos que eso implica habla muy bien del poder real que puede llegar a ejercer Google y su potencial impacto económico y social. Pero por otro lado habla muy mal de muchos gobiernos incapaces de proveer los bienes públicos más básicos a sus poblaciones como la salud pública, seguridad, información, vías de comunicación, incluso la ley y el orden público.

México es un país donde los bienes públicos son producidos en menor escala a la que se desearía y donde son evidentes las deficiencias de los mismos. Si el Internet para todos puede pronto transformarse en un bien público en su forma más pura, quizá sea tiempo de que exijamos la provisión de los bienes públicos locales en nuestro país, el acceso a los mismos es un factor importante para  impulsar el crecimiento y disminuir la desigualdad que nos afecta a todos.

 

Siguientes artículos

Ventas de Chrysler en EU crecen 8% en junio
Por

Es el mejor resultado comparado con el mismo mes de 2007, y la industria en general muestra una recuperación similar....