Con la adquisición de Nest, la empresa se hizo no sólo de una startup con un producto disruptor, también tiene acceso a nuevos datos de miles de hogares.

 

Por Parmy Olson

 

PUBLICIDAD

Cuando Google compró Motorola en 2012, su intención era hacer que más personas adoptaran la web móvil. Ahora, con su adquisición de Nest Labs por 3,200 millones de dólares (mdd), Google podría conectar a millones de hogares a un tipo diferente de red: un sistema de administración de energía impulsado por Big Data.

Dejando de lado el atractivo mundo de las casas inteligentes, es fácil pasar por alto una importante parte de los negocios de Nest es la administración de energía. Aunque la compañía ha reportado un estimado de 275 mdd en ventas de su popular termostato desde que salió a la venta, la compañía puso en marcha ese flujo de ingresos, pequeña pero creciente,  hace siete meses, un lucrativo servicio que vende a empresas públicas de energía para ayudarles a mejorar su administración de la demanda energética de los hogares.

El fundador y CEO de Nest, Tony Fadell, dijo a Forbes el mes pasado que su compañía había llegado a acuerdos con cerca de 20 empresas de servicios públicos, las cuales pagan anualmente a Nest entre 30 y 50 dólares por termostato para administrar el consumo de energía de los clientes de Nest que habían entrado en los programas de esas empresas.

Como parte del programa, Nest se hace cargo temporalmente de temperatura de una casa durante un periodo determinado, tal vez un par de horas, y los clientes son notificados con anticipación de que un “evento” está  por ocurrir. Cuando Nest hace esto en múltiples viviendas en un vecindario o localidad, afirmó Fadell, puede reducir los costos de energía para los servicios públicos en un 50%, al redireccional la energía no utilizada en los hogares vacíos.

“Sabemos cuántas personas están en casa en esos momentos  y cuántas están usando el aire acondicionado o la calefacción y podemos revisar los datos y decir que se están consumiendo cinco o 10 megavatios en un área determinada”.

Esos servicios hacen de Nest un intermediario ante las empresas de servicios públicos, lo que significa que Google ahora tendrá un papel en la administración de los programas de eficiencia energética a través de amplias franjas de hogares e incluso vecindarios completos, algo en lo que Google ha tenido mucho interés desde hace tiempo.

Google ya ha estado probado su propio termostato inteligente llamado EnergySense, reportes indican que desde diciembre, lo que permite a los consumidores controlar y administrar su uso de energía. Mucho antes, en 2009, Google había lanzado también una herramienta de administración de la energía basada en la web llamada PowerMeter, la cual cerró 2011 diciendo que no había escalado tanto como la compañía esperaba.

La respuesta parece haber sido no permitir que los consumidores manejaran su propio consumo de energía, sino hacer que un tercero —como Nest— se encargara del trabajo, infiltrándose en las casas a través de un dispositivo de diseño atractivo e inalámbrico.

“Lo que es tan interesante acerca de un termostato como punto de entrada es que un gran porcentaje del costo de energía de un hogar pasa por el termostato”, dijo Rob Coneybeer, uno de los primeros inversionistas de Nest.

Nido ha sido capaz de entrar en la casa inteligente como ninguna otra compañía, dice Peter Nieh, de socios de Lightspeed Venture, otro de los patrocinadores de la compañía.

¿Cómo podría afectar la adquisición de Google el crecimiento de los servicios de administración de energía de Nest? A Nieh no le interesa especular, se limitó a decir: “Lo que Google ha hecho bien es tener un gran historial de adquisiciones sustanciales y añadir mucho valor a ellas”. Mientras que Motorola estaba todavía en proceso, DoubleClick, YouTube y Android trabajaban de forma integrada pero independiente para llegar a más personas en la red.

“No creo que vayamos a navegar en Internet desde esos termostatos [ ] pero ellos estarán conectados y con Google sólo serán más poderosos y significativos a los ojos de los consumidores”, dijo Nie.

 

Siguientes artículos

Autodefensas, ¿qué está pasando en Michoacán?
Por

Alfredo Castillo Cervantes, ex titular de la Profeco, fue designado Comisionado de Seguridad en Michoacán ante los probl...