De 1950 a la fecha, México ha logrado grandes avances en materia de salud, pero aún quedan rezagos que enfrentar. Los seguros de gastos médicos son una opción. ¿Por qué?

 

 

 

PUBLICIDAD

 

Nuestro país tiene muchas cosas qué festejar en el marco del Día Internacional de la Salud, celebrado el 7 de abril por la Organización Mundial de la Salud (OMS). Por ejemplo: nuestra longevidad general creció 25.7 años entre los años de 1950 al 2000; las enfermedades transmisibles decrecieron 14 veces, pasando del 14.3% al 1% en el mismo período; nuestra infraestructura de atención médica ha crecido igualmente, un ejemplo es el  Seguro Popular, aunque antes de éste, ya funcionaban los Institutos de salud como Nutrición o el Neurológico.

 

¿Qué falta por hacer?

Lamentablemente, la calidad de los servicios públicos de salud aún dejan mucho que desear; en muchas ocasiones los pacientes y sus familiares se quejan de negligencia, largas filas, falta de medicamentos e inclusive malos tratos.

Para la medicina privada, los costos se elevan al grado de dejar en la miseria a muchas familias. Cabe destacar que el 54% del gasto total en salud en nuestro país se da por pagos directos; es decir, el dinero para financiar la atención médica sale del bolsillo de enfermos y sus familias, quienes no contaban con una póliza de gastos médicos.

 

Los principales padecimientos

El 55% de la muertes en el país provienen de: enfermedades cardiacas, accidentes cerebro vasculares como aneurismas, tumores malignos, diabetes, por último cirrosis hepática.  En caso de atención privada, los costos de atenderte rondan el millón de pesos, ¿Estás preparado?

 

Cómo protegerte y qué hacer:

Las pólizas de Gastos Médicos Mayores son una excelente opción. Aquí te dejo 4 tips básicos que debes consultar con tu agente si contratarás una póliza.

 

  1. Poner atención en qué está excluido y por qué
  2. Qué periodos de espera existen
  3. Cuáles son las principales coberturas
  4. Analizar también la red hospitalaria en que deseas atenderte, además del deducible y tu participación en las pérdidas conocida como “coaseguro”.

 

Hay muchos planes aterrizadas a las necesidades específicas de cada quien, pero por ejemplo: para una familia con esposos,  de alrededor de los 40 años y 2 hijos menores, podría costar entre los 25 y los 60 mil pesos al año, pudiendo elegir entre una amplia y flexible lista de servicios para ti.  Vale la pena, anímate y protégete contra esta probable y peligrosa situación.

 

 

Contacto:

Twitter: @AXAMexico

Facebook.com/AXAMexico

e-mail: [email protected]

 

 

 

*Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

Sin democracia no hay rumbo: Afganistán y Ruanda
Por

Los casos de Afganistán y Ruando llevan a cuestionar la efectividad de la democracia en el mundo: estados endebles incap...