La información que los grandes bancos tienen de sus consumidores representa una ventaja frente a los nuevos competidores. La Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece) elaboró una evaluación y una serie de recomendaciones para tener un sistema financiero más equitativo.

 

 

 

 

El Trabajo de investigación y recomendaciones sobre el sistema financiero y sus mercados, elaborado por la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece) arroja que en México existe poca presión para tener más competencia en el sector financiero pues hay poca movilidad por parte de los usuarios y faltan incentivos para que las instituciones atraigan  clientes con mejores términos y condiciones.

La Comisión explica que entre las ventajas con que cuentan las grandes instituciones figura el manejo de información, pues “a diferencia de los más pequeños y de reciente ingreso al mercado, los grandes grupos financieros cuentan con importantes bases de datos sobre el comportamiento de sus clientes, que les permite identificar oportunidades para el otorgamiento de servicios financieros”.

El informe indica que el sistema financiero y sus mercados requieren de una mayor presión competitiva, por lo que será necesario lograr que sean los consumidores informados quienes premien con su  elección a los proveedores que ofrezcan las mejores condiciones, así como un  marco regulatorio que reconozca las características del mercado, facilite la movilidad de los usuarios e incentive a las instituciones financieras a competir y aportar sus capacidades en beneficios de los consumidores.

Datos de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público arrojan que las cinco mayores instituciones financieras concentran 74% del otorgamiento de créditos.

En los últimos seis años se han otorgado 17 licencias bancarias. El total de licencias es de 47. Los nuevos bancos presentan tasas de crecimiento superiores a 80%, pero aún representan menos de 5% del total de la cartera.

Por tamaño de activos, los diez bancos más grandes son BBVA Bancomer, Bana­mex, Santander, Banorte, HSBC, Inbursa, Scotiabank, Deutsche Bank, Banco del Bajío y Bank of America, que en conjunto concentran recursos por más de 5.2 billo­nes de pesos.

Ante este panorama, la Cofece emitió 36 recomendaciones para mejorar la competencia en el sector, te presentamos algunas de las más sobresalientes.

 

1. Redes

Los intermediarios financieros con más cajeros, sucursales y cobertura de banca móvil tienen una ventaja competitiva frente al resto de los participantes del mercado. Por ello la Cofece recomienda:

* Garantizar el acceso a la infraestructura de cajeros automáticos en condiciones no discriminatorias, con cargos de acceso entre bancos que estén basados en costos y promoviendo esquemas tarifarios que reduzcan el diferencial de cobros entre cajeros de diferentes bancos.

* Para disminuir el riesgo de discriminación en el acceso a pagos  móviles, establecer la obligación a los operadores de  telecomunicaciones de proveer el servicio de comunicación a cualquier intermediario financiero que lo solicite; de la misma manera en que las instituciones que ofrecen pagos móviles estarán obligadas a que los mismos se presten en la plataforma de cualquier operador de telecomunicaciones.

* Para lograr una mayor inclusión financiera de los negocios se recomienda un rebalanceo de las cuotas de intercambio para tarjetas de crédito y débito, con el objetivo de optimizar el uso de este medio de pago y ampliar su cobertura. Se plante aun reducción en el promedio de la cuota de intercambio.

 

2. Información asimétrica

La información que ostentan los grandes bancos no está disponible para todos los competidores. El control del Buró de Crédito está en manos de los principales bancos, que poseen el 70% de sus acciones y otorgan el 85% de los créditos en los segmentos de vivienda, consumo y empresarial. En este sentido la Cofece recomienda:

* Ajustar el marco normativo y operativo para que los bancos tengan la obligación legal de proporcionar su información crediticia a todas las Sociedades de Información Crediticia (SICs) autorizadas, en igualdad de condiciones y con estándares de calidad aceptables.

* Revisar la política de descuentos por volumen en los servicios de consulta que las SICs ofrecen a los usuarios del sistema financiero para no permitir la discriminación explícita.

* Crear un buró de riesgos, independiente en propiedad y operación de las aseguradoras, al que éstas tengan la obligación de proveer.

 

3. Información para los consumidores

Los propios consumidores deben saber si el servicio o producto contratado es el ideal para su perfil de riesgo/rendimiento. Al respecto se propone:

* Ampliar los servicios de Condusef para que los comparativos de comisiones, tasas, precios y rendimientos de los servicios que ofrecen las instituciones se expresen en pesos y en porcentajes, así como reportar los resultados de la Ganancia Anual Total (GAT) para ahorro e inversiones para todas las instituciones que no son parte de la banca múltiple.

* Obligar a los intermediarios financieros a establecer los requisitos mínimos de los seguros que requieren como garantía para el otorgamiento de créditos.

* Garantizar neutralidad y trato no discriminatorio en la promoción y cobro de los servicios de operación y distribución entre fondos de inversión propios y de terceros.

* Desarrollar y regular plataformas electrónicas para créditos al consumo y a la vivienda en las que los consumidores manifiesten sus necesidades de financiamiento y den autorización para que sus historiales crediticios puedan ser consultados en las SICs y los intermediarios financieros envíen sus ofertas de financiamiento.

 

4. Movilidad

El objetivo es crecer la movilidad de usuarios y acercarlos a las diversas ofertas en materia de créditos de nómina, hipotecarios, al consumo y del Sistema de Ahorro para el Retiro, en este sentido se recomienda:

* Emitir la regulación secundaria, contemplada en la Reforma Financiera, que permita hacer efectiva la portabilidad de nómina.

* Promover una reforma uniforme en la legislación civil de las entidades federativas para llevar a cabo, de manera homogénea y a un bajo costo, cualquier trámite relacionado con hipotecas, como los registros públicos de la propiedad y sus modificaciones.

* Especializar a Infonavit y Fovissste en aquellas actividades en las que tienen ventajas competitivas, es decir, la originación y cobranza de crédito, mediante subastas abiertas de su cartera a intermediarios financieros o mediante la voluntad del trabajador de transferir su subcuenta de vivienda al intermediario de su preferencia.

* Cuando se identifique la posibilidad de contribuir a fortalecer la competencia o a incentivar la participación de intermediarios financieros, la banca de desarrollo y otros programas de desarrollo deben participar. Por ejemplo, el acceso pleno e irrestricto de Cetesdirecto a la red de la banca comercial, no solo sería un referente confiable sobre los rendimientos que ofrecen otros bancos, además permitiría la recepción de depósitos y transferencias desde cualquier cuenta bancaria.

* Implementar medidas que propicien mejorar los rendimientos del ahorro para el retiro de los trabajadores para que tengan mejores pensiones. Un ejemplo sería topar el gasto de promoción ya que el 49% del mismo, las Afores lo destinan a esta actividad –su principal mecanismo para captar clientes- y solo el 4% va a inversión. Así, en 2013 la mitad de los trabajadores que cambiaron de administradora lo hicieron a una que les dio menores rendimientos. También se debe establecer que la comisión sobre saldo se separe en dos componentes: administración de la cuenta y administración de los fondos.

 

Siguientes artículos

Walmart registra a 10,000 mascotas en México
Por

El registro en la plataforma digital les permite a los dueños de los animales de compañía enterarse sobre novedades y pr...