Atenas podrá obtener 7,200 mde de nuevos préstamos de la zona euro y el FMI si pone en marcha las reformas que el gobierno anterior acordó que serían la condición para obtener un desembolso.

 

Reuters

Grecia informó a sus acreedores que se quedará sin efectivo el 9 de abril y pidió más créditos antes de aprobar e implementar las reformas de las que dependen los nuevos desembolsos, pero la solicitud fue rechazada, dijeron funcionarios de la zona euro.

PUBLICIDAD

La solicitud de Atenas fue presentada en una conferencia telefónica con viceministros de Finanzas de la zona euro el miércoles, convocada para evaluar cuán lejos estaba Grecia de cumplir con las condiciones para destrabar la ayuda financiera pendiente.

Sin embargo, el Ministerio de Finanzas de Grecia negó que Atenas le haya dicho a sus acreedores que se quedaría sin efectivo el 9 de abril.

“El Ministerio de Finanzas niega categóricamente un reporte anónimo de Reuters sobre temas que supuestamente se discutieron durante el Grupo de Trabajo del Euro el 1 de abril”, aseguró la cartera de Finanzas en un comunicado.

El pedido de Grecia fue similar a las declaraciones del ministro del Interior Nikos Voutsis, quien dijo el miércoles que el país debía elegir entre devolver 450 millones de euros (mde) al Fondo Monetario Internacional (FMI) el 9 de abril o pagar los salarios y las pensiones. Dijo que el país escogería lo último.

Un portavoz gubernamental negó más tarde que Grecia vaya a incumplir el plazo, pero la disyuntiva fue nuevamente presentada en la teleconferencia con sus acreedores.

Grecia podrá obtener 7,200 mde de nuevos préstamos de la zona euro y el FMI si pone en marcha las reformas que el gobierno anterior acordó que serían la condición para obtener un desembolso.

Su nuevo Ejecutivo, no obstante, no quiere implementar la mayor parte de estas medidas porque son contrarias a sus promesas electorales de poner fin a las políticas de consolidación presupuestaria y ahora negocia una nueva lista de medidas satisfactorias para ambas partes.

El representante griego en la teleconferencia dijo que un acuerdo sobre las reformas no debía ser un “post mortem” para el país, ya que “no hay manera de que podamos ir más allá del 9 de abril”, afirmaron funcionarios de la zona euro.

Agregó que retrasar la concesión de nuevos préstamos hasta que no se llegue a un acuerdo con los acreedores es irreal.

No obstante, algunos de los participantes en la conversación, como Alemania, reiteraron que para que Grecia obtenga lo que resta del rescate de 240,000 millones de euros, debe aceptar las reformas e implementarlas, sin posibilidad de que los fondos lleguen antes del 9 de abril.

Funcionarios de la zona euro dijeron a Grecia que podría gestionar su liquidez recurriendo a fondos de varias entidades gubernamentales y de compañías estatales, aunque tenga que aprobar leyes para lograrlo.

Sin embargo, Atenas respondió que esto no sería suficiente para cubrir el pago al FMI y sus obligaciones con los salarios y pensiones en abril.

En la teleconferencia no se llegó a ninguna conclusión sobre lo que ocurrirá si las conversaciones continúan más allá del 9 de abril.

 

Siguientes artículos

Janet Yellen quiere más investigación sobre desigualdad en EU
Por

La presidenta de la Fed dijo que las investigaciones podrían proporcionar evidencia sobre lo que permite a las personas...