El partido izquierdista Syriza ganó las elecciones del pasado fin de semana con la promesa de poner fin a la austeridad impuesta en el acuerdo de rescate por valor de 240,000 millones de euros y reestructurar las grandes deudas del país.

Reuters

El Gobierno griego no cooperará con el Fondo Monetario Internacional y la Unión Europea y no tratará de lograr una ampliación de su programa de rescate, dijo el viernes el ministro de Finanzas del país.

PUBLICIDAD

Jeroen Dijsselbloem, jefe del grupo de ministros de Finanzas de la zona euro y quien se encuentra en Atenas para conversar con el nuevo Gobierno, dijo que ambas partes decidirán qué sucederá a continuación, antes de que el programa expire el 28 de febrero.

“Esta plataforma nos permitirá ganar la confianza del pueblo griego”, dijo el ministro de Finanzas, Yanis Varoufakis, a periodistas tras la reunión. “Nuestra primera acción como Gobierno no será rechazar la lógica de cuestionar este programa a través de una petición para extenderlo”, sostuvo.

Varoufakis dijo que había asegurado a Dijsselbloem que Atenas planeaba aplicar reformas para hacer que la economía fuera más competitiva y tener presupuestos equilibrados, pero que no aceptaría “una crisis autoalimentada” de deflación y deuda no viable.

A cambio, Dijsselbloem dijo que había comunicado al nuevo Gobierno que respete los términos del programa existente entre Grecia y la zona euro y advirtió en contra de adoptar pasos unilaterales, diciendo que era importante no revertir el proceso realizado hasta el momento.

Dijsselbloem agregó que la continuidad del apoyo de Europa dependía de que Grecia respetara sus obligaciones y que estaba en manos de Atenas decidir su posición antes de avanzar conjuntamente con la zona euro.

Los inspectores de la UE y el FMI habían dicho previamente que estaban dispuestos a volver a Atenas tras la formación del nuevo Gobierno para completar la inspección final bajo el programa de rescate y desembolsar los 7,000 millones de euros en ayuda que están pendientes.

Concesiones de la UE

El vicepresidente de la Comisión Europea, Jyrki Katainen, instó previamente el viernes a Grecia a seguir adelante con las reformas acordadas con los acreedores internacionales, al tiempo que afirmó que se podría ofrecer más tiempo a Atenas para alcanzar ciertos objetivos.

El partido izquierdista Syriza ganó las elecciones del pasado fin de semana con la promesa de poner fin a la austeridad impuesta en el acuerdo de rescate por valor de 240,000 millones de euros y reestructurar las grandes deudas del país.

“Esperamos que cumplan todos los compromisos que adquirieron”, dijo Katainen al canal alemán Deutschlandfunk en inglés, agregando que la Comisión Europea debe asegurarse de que todos los estados miembros sean tratados de igual forma y que se respeten los acuerdos.

El comisario finlandés de la Unión Europea, responsable de empleo y crecimiento económico, dijo que espera que Grecia y sus socios de la zona euro logren un compromiso.

Dijsselbloem se reunirá el viernes con el primer ministro Alexis Tsipras y con el ministro Varoufakis, en el encuentro que marcará el inicio de las negociaciones griegas para cambiar las condiciones de su rescate.

Tsipras ha dicho que está decidido a acabar con la austeridad presupuestaria exigida por la UE y el FMI a cambio de dos rescates, y ya ha paralizado planes de privatización acordados en los planes de ayuda.

 

Siguientes artículos

Ganancias de Mastercard superan expectativas
Por

La utilidad neta de la compañía ascendió a 801 millones de dólares en el trimestre que terminó el 31 de diciembre, desde...