Alexis Tsipras, primer ministro de Grecia,  se reunirá con Angela Merkel, titular del gobierno alemán y su homólogo, el presidente de Francia Francois Hollande.

 

Reuters

PUBLICIDAD

El primer ministro griego, Alexis Tsipras, se reunirá con la canciller alemana, Angela Merkel, y el presidente francés, Francois Hollande, antes de una cumbre de emergencia de líderes de la zona euro el martes, dijo un funcionario del gobierno de Atenas.

El funcionario no dio detalles. Está previsto que la cumbre de la zona euro comience a las 16:00 GMT en Bruselas.

El primer ministro griego, Alexis Tsipras, tenía previsto presentar el martes una propuesta creíble de reformas en una reunión de emergencia de la zona euro, en un intento por persuadir a sus acreedores de reanudar las negociaciones sobre financiamiento antes de que el país se quede sin efectivo.

Tsipras tiene que convencer a los líderes del bloque de autorizar rápidamente negociaciones en torno a nuevos créditos para rescatar a Grecia.

Pero funcionarios griegos dijeron que las propuestas del primer ministro no irían mucho más allá del plan que envió a la zona euro la semana pasada, antes de que los votantes rechazaran los términos del rescate en un referendo.

Los líderes de Alemania y Francia dijeron el lunes que la puerta sigue abierta para un acuerdo que salve a Grecia de caer en una debacle económica que la obligue a salir del grupo euro.

 

Grecia acude a los acreedores

Por su parte, Jean-Claude Juncker, presidente de la Comisión Europea, dijo al Parlamento Europeo que “hay algunos en la Unión Europea que abiertamente o en secreto están trabajando para excluir a Grecia de la zona euro”.

Juncker no dio nombres pero podría haberse referido al ministro de Finanzas alemán, Wolfgang Schaeuble, que no ha ocultado su escepticismo acerca de la capacidad de Grecia para seguir en el bloque monetario y que la semana pasada sugirió una salida “temporal”.

Del lado griego, la clave para lograr algún acuerdo que sea políticamente aceptable será lograr un compromiso más firme de Merkel y de los otros prestamistas a fin de reestructurar los plazos de pago que enfrenta Atenas.

En la reunión que empieza a las 16:00 GMT en Bruselas, está en juego más que el futuro de Grecia, que representa un 2 por ciento de la producción económica y población del grupo euro.

Un escenario en el que los prestamistas griegos se queden sin dinero y el banco central se vea forzado a imprimir su propia moneda podría implicar la salida de un país de la zona euro por primera vez desde que se lanzó la divisa, en 1999, lo que creará un precedente y aumentará las dudas sobre la viabilidad de la unión monetaria a largo plazo.

Tras el abrumador apoyo al “No” en el referendo del domingo, Tsipras reemplazó a Yanis Varoufakis por Euclides Tsakalotos, un economista y profesor, al mando del Ministerio de Finanzas.

“La presión está especialmente sobre los griegos, los bancos están cerrados y la situación es difícil. Supongo que al Gobierno griego le interesa presentar pronto soluciones serias y creíbles”, dijo el jefe del Eurogrupo, Jeroen Dijsselbloem.

Atenas quiere mantener una reducción del impuesto al valor agregado (IVA) para las islas griegas y recortes limitados en el gasto en defensa. También quiere esperar hasta 2019 para retirar un ingreso complementario para los pensionados más pobres, dijeron funcionarios.

El cierre de los bancos se prolongaría al menos hasta el jueves y los retiros de dinero siguen limitados en 60 euros al día. La bolsa de Atenas estará cerrada el martes y el miércoles para evitar la especulación.

 

Siguientes artículos

bce
BCE descarta ser más generoso con préstamos de emergencia
Por

“La prestación de financiación de emergencia en condiciones excesivamente generosas … podría aumentar el rie...