Un acosador puede tardar hasta 12 minutos para hacer que un menor se quite la ropa y se tome fotografías. Desafortunadamente en México no existe una ley que tipifique el grooming, lo que deja indefensos a miles de niñ@s víctimas de esta práctica.

 

Más de 25 millones de alumnos de educación básica acaban de dejar las aulas para disfrutar de unas vacaciones, lo cual significa que la actividad en internet se incrementará y con ellos los peligros cibernéticos estarán a la orden del día. Papás, ¿saben qué están haciendo sus hijos en internet?, ¿conocen cuáles son las redes sociales en las que participan?, ¿qué están publicando y con quiénes mantienen mayor comunicación?

De acuerdo con el 11 Estudio sobre los hábitos de los usuarios de internet en México 2015, realizado por la Asociación Mexicana de Internet (AMIPCI), el acceso de los niños a internet es alto; la puerta de acceso es buscar entretenimiento o para fines escolares. En promedio se inicia a los ocho años. Este dato baja dos años respecto a 2014.

Aunque en la actualidad el acceso a internet en nuestro país es cada vez más sencillo, y los medios para acceder al mismo están prácticamente al alcance de cualquier persona, se incrementa también el riesgo o vulnerabilidad de niños o niñas de ser objeto de acoso a través de internet.

Lamentablemente, en estos últimos años se ha desarrollado una práctica online denominada grooming, en que adultos buscan ganarse la confianza de un menor fingiendo empatía, cariño, etcétera, con fines de satisfacción sexual: buscan obtener imágenes del menor en situaciones de desnudez, sexuales o pornográficas, hasta la posibilidad de cometer abuso sexual sobre éste.

El acosador generalmente es un adulto, y se vale de las nuevas tecnologías y medios (como celulares, foros y redes sociales) para establecer canales de comunicación directa con el menor, a fin de lograr lazos de amistad con éste. Tan sólo en 2013 se detectaron más de 12,000 cuentas personales falsas a través de internet, las cuales exhibían imágenes de explotación sexual infantil.

Según datos del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), la captación de menores en la red con fines sexuales puede llevar minutos, horas, días o meses, según los objetivos y necesidades del agresor. Un acosador puede tardar hasta 12 minutos para hacer que un menor se quite la ropa y se tome fotografías.

Estadísticas de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) indican que cada año alrededor de 1.2 millones de niños, niñas y adolescentes son víctimas de trata en el mundo. Es el tercer delito más lucrativo, después del narcotráfico y tráfico de armas, generando entre 8,000 y 10,000 millones de dólares al año.

Desafortunadamente en nuestro país no existe una ley que tipifique la conducta del “grooming”, lo que deja en un estado real de indefensión a miles de niños víctimas de esta práctica. Se ha intentado legislar sin que hoy en día se sancione.

Hace unas semanas, la organización civil SavetheChildren lanzó la campaña #CONTRAELGROOMING, que busca recabar firmas en las páginas savethechildren.mx/grooming y change.org/grooming, del 1 de julio al 14 de agosto. El objetivo es presionar al Congreso de la Unión para que modifique el artículo 73 constitucional, fracción 21, y se haga una ley general aplicable a todos los estados que dé instrumentos jurídicos para castigar el grooming.

La Unidad Especializada de la Policía Cibernética de la SSPDF refiere que en el trabajo cotidiano se observan alrededor de cinco casos diarios de ciberacoso sexual infantil. En lo que va del año, esta unidad investiga alrededor de 100 casos de pornografía infantil, y logró la consignación de dos presuntos responsables.

Blue Coat Systems recomienda a los padres de familia estar al pendiente de las actividades en línea que realizan los menores, platicar con ellos sobre los peligros a los que están expuestos, pero principalmente brindarles la confianza suficiente para que, en caso de presentarse alguna situación de acoso, el pequeño recurra a ellos.

 

Contacto:

Correo: [email protected]

Twitter: @BlueCoat

 

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

Estrategia fiscal o cómo pagar menos impuestos legalmente
Por

Hay quienes confunden la estrategia fiscal con una actividad clandestina, cuando en realidad es una herramienta que conv...