Por más extraño que suene, en la red existen esfuerzos colectivos por hacer de internet un espacio colaborativo y de beneficio social de una manera desinteresada.

 

Los usuarios de internet suelen ir a los extremos: así como en algunas ocasiones pueden lograr grandes movilizaciones de carácter político o unirse en favor de algunas causas benéficas, en otras pueden ser groseros, crédulos, pesimistas, racistas e incluso vulgares. Y por esa misma condición es que a veces se pone en duda lo que como sociedad podemos lograr colectivamente. Cada grupo con su propio discurso y sus propias motivaciones, hacen que parezca casi imposible buscar esos puntos de convergencia que nos lleven a ser una mejor sociedad.

No obstante lo que sucede en la red, existen esfuerzos colectivos por hacer de internet un espacio de trabajo colaborativo y de beneficiar a la sociedad de una manera desinteresada, por más extraño que eso suene. Podemos utilizar internet para divertirnos, socializar, quejarnos y prácticamente para todo lo que se nos antoje. Sin embargo, también podemos utilizarlo para crear, colaborar y compartir.

PUBLICIDAD

Y ése es exactamente el punto del groupware o el software que permite el trabajo colaborativo: que los usuarios puedan beneficiarse de lo que la comunidad está construyendo o haciendo. Por donde quiera que se mire, siempre un grupo de personas que se coordinan y tienen objetivos claros tendrá mejores resultados que una sola persona.

Las wikis son el mejor ejemplo. Páginas o grupos de páginas que son construidas de manera colectiva por los usuarios de la web y que están disponibles para quien así lo desee. Wikipedia es el mejor ejemplo. En esta misma lógica se encuentra el software libre o el movimiento Open Data.

En algunas ocasiones, este trabajo colaborativo se ofrece como una alternativa frente a lo que hacen grandes empresas digitales. Tal es el caso de Mapillary, una plataforma que permite a los usuarios subir fotografías de su entorno para construir mapas virtuales de sus ciudades. Además, las fotografías se comparten con Open Street Map, con la finalidad de que estén disponibles para todo mundo.

En México, los usuarios de Mapillary han trazado mapas de la colonia Roma, de la avenida Reforma durante el Ciclotón y del Valle de Ensenada en Baja California. En la actualidad cuentan con más de 11 millones de fotos y la cantidad aumenta a razón de 400,000 a la semana, todo a través de los teléfonos celulares de los usuarios.

Otro proyecto que utiliza el conocimiento colectivo para beneficio de los usuarios es The Noun Project, quizás una de las más grandes galerías de iconos y símbolos de uso libre que hay en la red. Fue fundado en 2010 por Sofya Poliakov, Scott Thomas y Edward Boatman, un grupo de diseñadores que tenía por objetivo crear una de las bibliotecas de comunicación visual más grandes y completas del mundo, puesto que los iconos pueden ser descargados de forma libre o a través de una donación, si bien no es obligatoria y es decisión del usuario.

Los iconos descargados a través de The Noun Project están resguardados por las licencias de Creative Commons, y para ser utilizados sólo se requiere un registro a través de nuestra cuenta de Facebook. La cantidad y variedad de iconos que podemos encontrar es sumamente vasta, e incluso podemos encontrar desarrollos de ideas tan rebuscadas como deseemos.

En este sentido, las opciones que permiten que un grupo de personas colaboren y creen contenidos o aplicaciones para ser utilizados por terceros representa, en buena medida, el espíritu de internet y de lograr que la información y sus beneficios fluyan libremente. A pesar de todo lo que uno encuentra en la red, cuando observo estos esfuerzos vuelvo a confiar en la humanidad. Aunque sea un poquito.

 

Contacto:

Twitter: @sincreatividad

 

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

Tesla quiere que hackeen sus autos
Por

El fabricante de autos eléctricos pondrá a disposición de los asistentes a la convención de hackers Defcon un Model S pa...