Al Shabaab, que tiene lazos con al Qaeda y ha llevado a cabo varios asaltos en Kenia, se adjudicó la responsabilidad por el ataque en Garissa -ubicada a unos 200 kilómetros de la frontera con Somalia-, efectuado en represalia a Kenia por el envío de tropas a ese país, hogar del grupo islamista.

 

Reuters

Al menos 147 personas murieron el jueves en un ataque del grupo islamista radical al Shabaab a un campus universitario en el noreste de Kenia, el peor atentado en el país africano desde el que se perpetró contra la embajada de Estados Unidos en 1998.

PUBLICIDAD

El episodio, que duró unas 15 horas, comenzó cuando los hombres armados ingresaron en el campus de la Universidad de Garissa. Los atacantes dejaron ir a estudiantes musulmanes para tomar como rehenes a muchos cristianos.

El ministro del Interior, Joseph Nkaissery, dijo que cuatro hombres armados y provistos de explosivos eran los responsables del ataque, la misma cantidad que llevó adelante la matanza de 67 personas en un atentado contra un centro comercial en Nairobi en 2013.

“La operación terminó exitosamente. Cuatro terroristas murieron”, dijo Nkaissery a la prensa local.

El jefe de la policía de Kenia, Joseph Boinet, dijo que los atacantes “dispararon indiscriminadamente” cuando ingresaron al campus universitario.

Policías y soldados rodearon la Universidad de Garissa y se enfrentaron a tiros con los atacantes pero fueron repelidos una y otra vez. Al menos 79 personas resultaron heridos y muchos fueron trasladados por aire a Nairobi, dijeron autoridades.

Al Shabaab, que tiene lazos con al Qaeda y ha llevado a cabo varios asaltos en Kenia, se adjudicó la responsabilidad por el ataque en Garissa -ubicada a unos 200 kilómetros de la frontera con Somalia-, efectuado en represalia a Kenia por el envío de tropas a ese país, hogar del grupo islamista.

Al Qaeda bombardeó las embajadas de Estados Unidos en Kenia y Tanzania el mismo día de 1998, en hechos que dejaron 224 muertos y miles de heridos.

“Escuchamos algunos disparos, estábamos durmiendo porque fue alrededor de las 05:00 hora local, y los chicos empezaron a correr por sus vidas”, dijo un estudiante a Reuters TV.

El jefe de policía Boinet dijo que Kenia impuso un toque de queda desde el anochecer al amanecer en cuatro regiones cercanas a la frontera con Somalia.

Al Shabaab, que busca imponer su propia versión de la ley sharia, ya había separado a musulmanes de cristianos en algunos de sus ataques previos en Kenia.

Al Shabaab mató a más de 200 personas en Kenia durante los últimos dos años.

 

Siguientes artículos

Fallece Manoel de Oliveira, el último director del cine mudo
Por

Con sus maneras meditabundas y su cámara lenta, el portugués se ganó elogios más allá de Portugal y era una presencia fi...