Ubicada en la parte interior de Baja California, a 30 kilómetros de Ensenada se encuentra la zona vinícola del Valle de Guadalupe, un paraíso de paisajes montañosos y rocallosos, con las condiciones climáticas propicias para albergar algunos de los mejores vinos que representan lo mejor del país.

Es justo en sus mesetas donde no sólo se dan cita de forma recurrente los amantes del buen comer y beber, sino también los exquisitos sonoros que saben que pocos placeres hacen una mancuerna tan afortunada como la música y la comida, en una fiesta exclusiva que comenzó su propia historia apenas hace un año: el Guadalupe Valley Wine, Food & Music Festival.

Se trata de una celebración íntima de los placeres, en la que durante dos días (8 y 9 de septiembre), cerca de 1,500 asistentes disfrutarán de un menú excepcional y artistas no menos especiales, con la belleza imponente del paisaje del Valle de Guadalupe como telón de fondo.

Para esta segunda edición, el menú gastronómico se encuentra compuesto por chefs de altísimo nivel y talle aventurero como Enrique Olvera (Pujol), Miguel Ángel Guerrero, Sofía Cortina, Dante Ferrero, Adria Marina, Iñaki Aizpitarte (Le Chateaubriand), Asaf Doktor, Joaquín Cardoso y Fabián Delgado, algunos de ellos exponentes sólidos de la vanguardia gastronomita más reconocida del mundo.

PUBLICIDAD

A su vez, el maridaje musical también contempla el deleite y la alegría de quienes por años habían estado esperando un festival de estas características, con un cartel acogedor, bello y puntual para la ocasión, compuesto por artistas de diversa índole y latitudes sonoras, como Rubén Albarrán (Café Tacuba), la electrónica hipnótica de Rebolledo, el joven talento electrónico local Grenda, la leyenda de la technobanda Mi Banda el Mexicano, Francesca Lombardo, entre otros, quienes darán paso a los platos fuertes de la jornada de dos días, encabezada por Bostich y Fussible (Nortec Collective), la legendaria banda de culto de Arizona, Calexico, y un set íntimo en solitario de Cat Power.

Los asistentes podrán asegurar sus entradas (limitadas a 1,500 para asegurar la experiencia total), la cual ya incluye bebida, música y alimentos. El segundo fin de semana, los amantes a la buena música, comida y vinos tienen una cita en uno de los lugares más bellos de Baja California.

 

Contacto:

Twitter: @RAikA83

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

El problema del alcohol adulterado en Dominicana
Por

República Dominicana encabeza la lista de países en la región con mayor consumo de alcohol ilícito en términos porcentua...