Reuters.- El secretario de Economía de México, Ildefonso Guajardo, dijo el lunes que ve una oportunidad de enviar señales positivas sobre el TLCAN entre los jefes de gobierno en la Cumbre de las Américas que se realizará en Perú la próxima semana.

“Yo creo que lo que sí sabemos es que habrá una oportunidad en la Cumbre de las Américas de que se saluden (…) mandar mensajes e instrucciones propositivas”, dijo Guajardo a una radio local.

El Gobierno del presidente estadounidense, Donald Trump, está presionando para que se anuncie un acuerdo preliminar del TLCAN en la cumbre y recibirá a funcionarios en busca de un gran avance, reportó Bloomberg el lunes citando a personas familiarizadas con el asunto.

Ministros y equipos de negociación se han reunido en las últimas semanas para tratar de reducir sus diferencias, y Guajardo también expresó la esperanza de lograr un avance respecto al TLCAN en la Cumbre de las Américas que comienza el 13 de abril.

PUBLICIDAD

En los próximos 12 días, podría haber “las principales líneas de entendimiento para resolver problemas complejos (…) Se necesitaría un período más largo para elaborar detalles técnicos”, agregó.

“Los ministros deben trabajar juntos para arreglar las cosas”, dijo Guajardo, quien ha sostenido reuniones con sus homólogos, la canciller canadiense, Chrystia Freeland, y el representante comercial de Estados Unidos, Robert Lighthizer, desde que concluyó en México una última ronda formal de negociaciones a principios de marzo.

Guajardo dijo que todavía no hay fecha para otra ronda formal de negociaciones y señaló que está claro “el interés de Washington en avanzar en este proceso”.

En cambio, una reunión ministerial en “alrededor de dos semanas” decidiría qué forma podría tomar una octava ronda, agregó.

Guajardo dijo que los tres están discutiendo la idea de que Estados Unidos tenga la producción de autos en áreas de altos salarios.

Los detalles del plan comenzaron a surgir después de que fuentes de la industria dijeran que los funcionarios estadounidenses habían abandonado una demanda insistiendo en que al menos el 50% del contenido automotriz provenga de su país, un punto muy polémico en las negociaciones del TLCAN.

Tal modificación podría poner a México en desventaja debido a sus salarios más bajos, y Guajardo dijo que el impacto potencial de la propuesta necesitaría ser evaluado.

Además de los autos, los negociadores mexicanos apuntan a mejorar las condiciones de los sectores de agricultura, textiles, aeroespacial y dispositivos médicos del país, añadió el funcionario mexicano.

 

Siguientes artículos

El gasto y sus impactos en nuestra economía
Por

Con los componentes del gasto que publicó el Inegi ya tenemos todos los datos para entender la economía al iniciar el añ...