Los ciudadanos del municipio de León, Guanajuato, se levantaron esta mañana con la venta de gasolina racionada.

Desde las 7 de la mañana, las filas para comprar combustible en las gasolineras se limitan a 500 vehículos y sólo se pueden vender bidones de máximo cinco litros por persona.

Estas limitaciones se derivan del decálogo que presentó este miércoles el gobierno estatal. En el mismo, se llama a la calma, se prohíbe la reventa de combustible y se limita la venta de bidones a un máximo de 100 pesos por persona y de 500 pesos de gasolina por vehículo.

Varios estados de la República llevan desde el 31 de diciembre sufriendo desabasto de combustible.

La secretaria de Energía, Rocío Nahle, afirmó este jueves que el subministro de gasolina mediante pipas durará “lo que sea necesario”.

La funcionaria admitió que esta distribución de hidrocarburos estaba siendo más lenta de lo acostumbrado.

Por el momento, 5,000 pipas, 3,400 de la iniciativa privada y el resto de Petróleos Mexicanos (Pemex), se encargan de repartir la gasolina en distintos puntos del país, explicó Nahle.

Ciudadanos han mostrado en las redes cómo esa zona del Bajío esta viviendo la falta de combustible. Aquí unos ejemplos no verificados:

Este tema da para mucho más. Por ejemplo:

Así creció la ordeña ilegal de combustible con Fox, Calderón y Peña Nieto

 

Siguientes artículos

Actividad industrial México cayó 0.6% mensual en noviembre
Por

En el mes, la minería cayó 2.3% y la construcción retrocedió 1.9%; la generación eléctrica y suministro de agua subieron...