Notimex.- El presidente del Banco de Guatemala (Banguat)  y titular de la Junta Monetaria (JM), Sergio Recinos, dijo que el crecimiento de la economía nacional este año será de 3.0%, menor a la tasa proyectada antes de 3.8%.

Recinos argumentó factores internos para explicar un menor crecimiento de la economía este 2018, en una exposición sobre el “Panorama Económico Reciente y Perspectivas”.

Añadió que los obstáculos en el sector minero, la falta de inversión pública y la erupción del volcán del Fuego, entre otros, incidirán en una menor expansión económica.

Indicó que las autoridades de la JM “están revisando el índice del Producto Interno Bruto (PIB) respecto de la proyección original de crecimiento de entre 3.0 y 3.8% para este año”.

Según datos del Banguat, en 2017 el crecimiento del PIB fue de 3.8% y se esperaba para este año un índice de 3.9% y de entre 3.8 y 3.9% del PIB para el 2019.

El presidente del Banguat, quien también preside la JM, dijo en un foro con empresarios, académicos y funcionarios que se mantiene la estabilidad macroeconómica y que la desaceleración de la economía no implica un riesgo de recesión.

“Las buenas noticias son que la inflación se mantiene en 3.79% hasta junio”, resaltó Recinos, tras añadir que se espera llegue a 4.25% al cierre del año y de 4.50% en el 2019, por debajo de la meta oficial.

Destacó también el ingreso por remesas familiares, “una variable relevante que impulsa el consumo” y ayuda en la lucha contra la pobreza.

Puedes leer:  Así se conforma el mercado de ‘perrhijos’ en Centroamérica

Señaló que desde el 2015, cuando el crecimiento de las remesas familiares fue del 7.5%, el índice positivo casi se ha duplicado en los siguientes años, y en el 2017 el monto rebasó los 8,200 millones de dólares.

En consecuencia, el ingreso de remesas familiares, en su gran mayoría procedentes de Estados Unidos, pasaría de 9.2% respecto del PIB en 2011 al 11.3% al cierre del 2018.

El presidente de la Cámara de Comercio Guatemala-Estados Unidos, Juan Pablo Carrasco, dijo a su vez que la falta de certeza jurídica frena el crecimiento económico y refirió el caso de la minera San Rafael que, pese a la inversión que representa, está paralizada hace meses por una resolución de tribunales.

Aseveró que hechos como la parálisis de la minera San Rafael, de capital canadiense, el estado deplorable de las carreteras y los bajos niveles de ejecución del gasto público “afectan el clima de negocios y desaceleran la economía local”.

Carrasco lamentó que Guatemala no aproveche el “buen momento” de la economía de Estados Unidos, el principal socio comercial de Centroamérica.

 

Siguientes artículos

Así se conforma el mercado de ‘perrhijos’ en Centroamérica
Por

El incremento de los animales de compañía en los hogares de Centroamérica dio pie al crecimiento de los mercados de alim...