Por Claudia Mariela García Mancilla*

Durante el año 2017, Guatemala tuvo un crecimiento de 2.8 % del Producto Interno Bruto, el cuál fue menor a la expectativa prevista, debido a diversos factores que afectaron del desempeño de actividades económicas como el caso de la actividad minas y canteras. Este efecto fue ocasionado principalmente por la suspensión de labores de la Mina San Rafael, con el cual se vieron afectadas distintas variables económicas. Sin embargo, la previsión para el año 2018 nuevamente fue positiva, pues en la política monetaria emitida por el Banco de Guatemala se esperaba un crecimiento dentro del rango del 3 % al 3.8%. Para el mes de agosto del presente año, la revisión del crecimiento económico obligó a reajustar al crecimiento para un rango entre el 2.8% y 3.2%.  Técnicamente, esto se explica derivado de situaciones como la continuidad de la suspensión de actividades de la Mina San Rafael, así como la inestabilidad política, una ejecución pública lenta, y los daños ocasionados por la erupción del Volcán de Fuego.

Estos factores internos, asociados a factores externos propios de la dinámica de la economía mundial, provocan el ajuste a esta medida de la economía. Sin embargo, más allá de estos factores técnicos, lo cierto es que Guatemala, al igual que otros países de la región está atravesando algún tipo de crisis política, lo cual indica en alguna medida inestabilidad.

Para el caso particular de Guatemala, cabe mencionar que las tensiones políticas que se han suscitado a raíz de decisiones tomadas por parte del gobierno, relacionadas con acciones orientadas al combate de la corrupción, han generado una percepción de mayor inestabilidad política. Sin duda se ha creado un ambiente de tensiones políticas que ha ocasionado al mismo tiempo incertidumbre política. ¡Y para muestra, un botón! El comunicado reciente de la calificadora de riesgo Fitch Ratings, emitido el 13 de septiembre de este año, señalaba la probabilidad que las tensiones políticas intensificadas y la incertidumbre política prevaleciente perjudiquen las perspectivas de crecimiento económico.

Sin duda los mensajes que se envían de parte del Estado de Guatemala no abonan a la estabilidad política y a brindar certeza al agente económico. Bajo los postulados básicos de economía, es importante recordar que, ante un panorama inestable, el agente económico no puede tomar decisiones pues no cuenta con toda la información que le proporcione una mayor certeza de os escenarios a futuro. Entonces, ¿qué es lo que pasa?, el agente económico se abstendrá de invertir hasta que el panorama sea más estable. Sin embargo, derivado de esta situación política, habrá que esperar un período de tiempo para contar con la información estadística que permita hacer conclusiones sobre cuáles fueron los efectos reales sobre la inversión y la economía en general sobre los recientes hechos políticos.

En los próximos días Asies estará próxima a publicar los resultados de la 62a. Encuesta Empresarial: Aporte de las unidades productivas al Desarrollo Económico: La competitividad empresarial como promotor del desarrollo sostenible, que por más de 18 años ha aportado a la sociedad guatemalteca información de fuente primaria sobre la evolución de la actividad económica del país. Ante la inquietud de la problemática relacionada con la lucha contra la corrupción se preguntó a los empresarios sobre la coyuntura nacional. Aunque la intención en este espacio no es revelar los resultados de la encuesta previa a su publicación, si es importante compartir que la percepción del 69 % del empresariado guatemalteco es que las acciones para combatir los actos de corrupción no le han generado ningún tipo de inconveniente en su actividad productiva.

Algo importante de resaltar es que mientras existan esfuerzos orientados a combatir los actos ilegales, la corrupción, el fraude, en fin, todo aquello que está en contra del marco legal, existirán retornos positivos para las actividades que se desempeñan. Apostarle a la transparencia, no es pérdida, luchar en contra de la corrupción, es una tarea que no debemos retrasar.

*Economista investigadora de la Asociación de Investigación y Estudios Sociales.

 

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

electricidad
Precios de la electricidad tenderían a disminuir
Por

Con la mano del regulador interfiriendo en la dinámica del mercado se alteran las señales óptimas de precios, las cuales...