Michele ocupa ahora el sitio que dejó abruptamente Frida Giannini, y buscará revertir la caída en las ganancias de la firma de moda.

 

Por Alicia Adamczyk

Días después de que se desatara la especulación en la industria de la moda, Gucci y su empresa matriz Kering confirmaron que Alessandro Michele es el nuevo director creativo de la marca de lujo. Tomando el lugar que Frida Giannini dejó abruptamente, Michele, de 42 años, será responsable de todas las colecciones de la casa italiana, así como de la imagen de marca global, y su primera colección debutará en Milán el 25 de febrero.

PUBLICIDAD

Michele estudió en la Accademia di Costume e di Moda en Roma antes de iniciar su carrera en Fendi como diseñador senior de accesorios. A partir de ahí, pronto fue seleccionado por Tom Ford para trabajar en la oficina de diseño de Gucci en Londres en 2002. Desde entonces ha ocupado diversos cargos dentro de la firma de moda, entre éstos director de diseño de artículos de cuero, y en 2011 director asociado de la entonces directora creativa Giannini. No contento de permanecer en una sola esfera artística, también se convirtió en el director creativo de Richard Ginori –la marca florentina de porcelana comprada por Gucci en 2013– en septiembre, reimaginando completamente la oferta y las tiendas de la marca de diseño de 280 años de edad.

Marco Bizzarri, presidente y CEO de Gucci, citó la visión contemporánea de Michele sobre la empresa, personificada en la bien recibida colección para hombre otoño/invierno 2015-16, presentada el lunes pasado, y que algunos reportes indican que Michele rediseñó en el último minuto, como un componente importante de su ascenso a director creativo.

“Alessandro y yo estamos totalmente alineados en esta nueva visión contemporánea que necesita la marca y que nos inspiraremos continuamente por esa nueva identidad para realizar nuestras respectivas funciones y deberes”, dijo Bizzarri en un comunicado. “El talento de Alessandro y su conocimiento de la empresa y los equipos de diseño seguramente le permitirán moverse con rapidez y sin problemas en la implementación de su nueva dirección creativa en las colecciones y la marca.”

La más reciente colección de Michele para hombres contó con una dosis de apariencia andrógina, desde blusas de seda roja y blanco hasta pantalones de talla grande y sandalias pony. Fue una desmarcación de la estética de Giannini, que es probablemente lo que Bizzarri –quien también asumió su papel en la empresa este mes– estaba buscando: Según Women’s Wear Daily, los ingresos de Gucci cayeron 1.6% a 1,130 millones de dólares en el tercer trimestre de 2014. Bizzarri, y ahora Michele, están tratando de revitalizar a la marca.

 

Siguientes artículos

Analista de negocios: de especialista a generalista
Por

Hoy en día se espera que los analistas de negocios sean generalistas (no especialistas), que sean capaces de traducir el...