Reuters.- Los temores al impacto futuro de la guerra comercial entre Estados Unidos y China continuarán enfriando el ánimo de los inversionistas la próxima semana a pesar de los buenos resultados del segundo trimestre que exhiben las grandes empresas a ambos lados del Atlántico.

En la última escalada del conflicto de Washington con Pekín, China prometió que tomaría represalias si Estados Unidos cumple su amenaza de subir a 25% desde 10% los aranceles a las exportaciones del país asiático por 200,000 millones de dólares.

«Hay que tener una corazonada fuerte para invertir en este ambiente, y en agosto, dudo que mucha gente la tenga», dijo Herve Goulletquer, subjefe de análisis de La Banque Postale Asset Management en París. Como contrapeso, los reportes de las compañías seguirían dando sustento al mercado.

Entre las firmas europeas, que han sorprendido con resultados superiores a lo esperado, se esperan los balances de empresas como HSBC, Deutsche Telekom y Adecco. En Estados Unidos presentarán sus utilidades Marriott, Tyson Foods y Walt Disney.

Con respecto a los indicadores macroeconómicos, el principal dato en el radar será la evolución del índice de precios al consumidor (IPC) de Estados Unidos en julio. Los analistas consultados por Reuters anticipan un alza anual de 2.9%, igual al mes anterior.

Lee también: China defiende su propuesta para imponer aranceles a bienes de EU

Tal medición reforzaría las previsiones de que la Reserva Federal estadounidense volverá a subir sus tasas en septiembre y podría aplicar un cuarto aumento para 2018 hacia fin de año. La Fed mantuvo el costo del dinero sin cambios esta semana pero ratificó su visión de una economía pujante.

Aparte, los inversores observarán de cerca los acontecimientos en Italia, donde existen preocupaciones de que el ministro de Economía, Giovanni Tria, se vea forzado a dimitir por rechazar los pedidos de los líderes del gobierno para elevar el gasto por encima de lo permitido por la Unión Europea.

Entre las economías emergentes, las miradas se centrarán en las cifras de la inflación y las reservas internacionales de julio en China, así como en Turquía, donde los mercados locales siguen golpeados a medida que persiste el rozamiento diplomático entre el gobierno y Washington.

Te puede interesar: Dólar se debilita por datos del mercado laboral en julio

 

Siguientes artículos

Foto: Angélica Escobar/Forbes México.
Tensiones comerciales entre China y EU asustan un poco al peso
Por

La moneda mexicana también se mantiene a la espera de avances en la negociación del TLCAN, en un entorno de mayor tensió...