Guillermo del Toro es actualmente uno de los creadores más respetados a nivel mundial. Durante las últimas décadas, este director, escritor y productor mexicano ha dejado una huella importante en medios como el cine, la televisión y hasta la literatura. Sin embargo, hay un área en la que no ha logrado fraguar aún sus proyectos: los videojuegos. Para fortuna de sus fans, esto parece estar a punto de cambiar, lo cual puede representar uno de los grandes hitos del medio.

Debido a que Del Toro es conocido por sus historias de acción, fantasía o terror, y a que es un fan declarado de los videojuegos, sería algo muy natural que, tarde o temprano, se involucrara en algún proyecto de este tipo. Varios de los desarrolladores de videojuegos más destacados actualmente son primordialmente escritores, y han demostrado que la óptica narrativa aplicada a éstos puede ser una fórmula para el éxito: pensemos por ejemplo en Ken Levine con BioShock Infinite, David Cage con Heavy Rain o Neil Druckmann con The Last of Us. Por esto no es sorpresa que, desde hace algunos años, Guillermo del Toro haya estado trabajando en distintos proyectos de videojuegos que, desafortunadamente, no se han podido terminar, dando pie a la recurrente e irónica broma de “La maldición de Guillermo del Toro”.

 

Un primer intento fallido

PUBLICIDAD

Desde 2010 fue anunciado que Del Toro se encontraba trabajando con el estudio desarrollador norteamericano Volition (creadores de la serie Saints Row) en un juego de horror llamado inSANE, que sería publicado por el gigante —también norteamericano— THQ. En aquel momento, los fans del director y los videojuegos de horror celebraron con gran entusiasmo, ya que esto era un sueño hecho realidad, y una oportunidad bastante rentable para el género, sobre todo si se considera el éxito del que ya gozaban las películas de Del Toro.

Desde varios ángulos, inSANE era un proyecto de grandes proporciones. Este título de survival horror era apenas la primera entrega de una nueva propiedad intelectual planeada como una trilogía, que sería explotada durante varios años: un juego AAA en toda su expresión, desarrollado en el potente motor Unreal Engine 3, listo para publicarse en distintas plataformas simultáneamente (PlayStation 3, Xbox 360, y Windows) y con el mismísimo Guillermo del Toro como director. Cuando el proyecto fue revelado en los Spike Video Game Awards de ese año, sólo se mostró un teaser de unos cuantos segundos, que causó revuelo y grandes expectativas. Después de todo, el director de aclamados filmes como El espinazo del diablo, Hellboy o El Laberinto del Fauno estaría a cargo de revivir el entonces maltrecho género survival horror en los videojuegos.

Aunque luego del teaser no se había mostrado más, el desarrollo de inSANE continuó por dos años, teniendo incluso una fecha de publicación para 2013. Nada podría salir mal, excepto por la inminente bancarrota de THQ, que obligó a la cancelación del juego en 2012. Curiosamente, Del Toro se quedó con los derechos de la propiedad intelectual de inSANE, lo que significa que en teoría podría llevar la idea con algún otro desarrollador para terminar el juego. Incluso después de esto, Del Toro comentó que el proyecto seguía en desarrollo, pero nunca se supo qué otro estudio estaría a cargo, y su paradero es hasta la fecha un misterio.

 

El capítulo de Konami

Una de las razones por las que inSANE se convirtió de inmediato en uno de los videojuegos más esperados de su tiempo era la pobre oferta de títulos survival horror por parte del mercado AAA. Desde que en 2004 Konami publicó Silent Hill 4: The Room, el último juego del legendario equipo de desarrollo conocido Team Silent, quedó un gran vacío en este nicho, que ninguna otra franquicia había podido llenar por completo. Si bien Silent Hill era la franquicia de horror más celebrada, y Konami siguió publicando varias entregas posteriores a Team Silent —a cargo de estudios como Double Helix Games o Vatra Games—, los fans seguían esperando el gran juego de horror que volviera a las raíces de la serie.

Dos años después de la cancelación de inSANE, durante la conferencia de PlayStation en Gamescom fue anunciado un misterioso juego gratuito llamado P.T., desarrollado por el desconocido 7780s Studio, como una exclusiva para el PlayStation 4. Éste era un perturbador juego de survival horror en el que el protagonista se movía infinitamente por un horrífico pasillo en bucle, hasta encontrar la caprichosa fórmula de escape. A las horas de haber sido liberado, los usuarios pudieron resolver el juego y descubrieron que al final se revelaba que P.T. era en realidad un “playable teaser” de Silent Hills, la nueva entrega de la amada franquicia de Konami, dirigida por Hideo Kojima y Guillermo del Toro, y estelarizada por el actor Norman Reedus, famoso por el éxito mundial televisivo The Walking Dead.

En aquel momento la internet explotó en júbilo, ya que dos de los creadores más respetados —uno como padre y director de la serie Metal Gear, y el otro como director de cine— de sus medios trabajaban juntos para revivir la propiedad intelectual de survival horror más querida del mundo. Además de esto, P.T., se convirtió por sí mismo en uno de los fenómenos más importantes de la industria en 2014: en menos de un mes consiguió más de un millón de descargas, y fue visto treinta millones de veces en videos mostrando el juego.

Para tristeza de millones de fans, el sueño que había muerto con la saga original de Silent Hill e inSANE, sólo se mantuvo con vida por menos de un año: en abril de 2015 Del Toro anunció que se retiraba de Silent Hills, y posteriormente el juego fue cancelado. Estos repentinos cambios se debieron a la controversial ruptura entre Konami y su desarrollador estrella, Hideo Kojima. Aunque nunca se aclaró con detalles, el rompimiento entre ambos directores y el publisher japonés fue bastante airado, ya que Silent Hills era un proyecto con grandes ambiciones para Del Toro y Kojima. Luego de la decepcionante experiencia con Silent Hills, el director mexicano comenzó la bromear sobre la maldición que traía a los proyectos de videojuegos, y anunció que ya no deseaba probar más suerte en este medio. No a menos que fuera en colaboración con Hideo Kojima.

 

Un nuevo estudio, una nueva franquicia

Luego de la ruptura, Hideo Kojima desbandó su estudio Kojima Productions, que durante una década había funcionado como una subsidiaria de Konami. Al final de 2015, se anunció el retorno de Kojima Productions, ahora como un estudio independiente, y durante E3 2016 reveló su primer juego: Death Stranding, una exclusiva para el PlayStation 4, dirigida por Hideo Kojima y protagonizada por Norman Reedus. Como era de esperarse, esto causó gran conmoción, convirtiéndose en el anuncio mejor recibido del año. Sin embargo, una sorpresa aun mayor fue revelada durante The Game Awards 2016: se mostró un trailer de Death Stranding en el que uno de los protagonistas del juego estaba claramente modelado a partir de Guillermo Del Toro.

A pesar de que aún no se ha revelado mucha información de Death Stranding, lo seguro es que finalmente representa la llegada de Del Toro a los videojuegos; en el menor de los casos, como un personaje. Quizá no se haya explicado con exactitud el rol del director mexicano, pero podemos contar con que su participación tendrá un impacto significativo en la historia, ya que contar con una de las mentes creativas más respetadas de estos tiempos no es algo que se pueda pasar por alto.

Sin duda, este nuevo juego —que muestra un tono bastante ominoso— será la oportunidad para que los usuarios puedan conocer los nuevos límites del entrecruce de uno de los diseñadores de gameplay más sofisticados que hay con uno de los creadores de historias más célebres de la actualidad. Death Stranding aún tiene un camino largo por recorrer, ya que no lo veremos publicado sino hasta 2018 o incluso 2019. Sin embargo, marca un punto de cambio en la historia moderna de los videojuegos y sobre todo en la industria actual, porque definitivamente abrirá más puertas para que otros directores de cine, y especialmente Guillermo del Toro, lleven sus talentos a los videojuegos.

 

Contacto:

Correo: [email protected]

Twitter: @IrvingPeres

Podcast: El Beastcast

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

¿Ad portas de un holocausto latino?
Por

Los latinos que viven en EU tendrán dos opciones: o se devuelven, o crean un movimiento ciudadano, de presión con capaci...