A finales de 2018 parecía que Bitcoin agonizaba. La criptomoneda que alguna vez sedujo a inversionistas en todo el mundo estaba perdiendo terreno. En diciembre su precio era equivalente a 3,100 dólares, muy por debajo de sus máximos históricos. En los últimos días se ha recuperado y para el segundo fin de semana de mayo ya se cotiza arriba de los 7 mil dólares.

¿Alza espontánea o síntoma de recuperación?

Una de las mayores críticas a Bitcoin es su alta volatilidad. Al igual que con el dinero convencional, los cambios en políticas de sus administradores o las noticias sobre fallos en sus sistemas de seguridad hacen huir a los inversionistas; en el mundo de las criptomonedas estos cambios son mucho más acelerados.

Durante la conferencia SALT, celebrada en Nueva York entre el 7 y 10 de mayo, el economista Nouriel Roubini expresó opiniones poco favorables para las criptomonedas. Las calificó como “madre y padre de todas las burbujas”. Además, considera que el término “criptomoneda” es equivocado porque las monedas tienen características como ser unidades de cuenta, valiosas y medios de pago estables, características que no cumplen cabalmente Bitcoin y sus semejantes.

No todo es negro en el panorama de las criptmonedas. En casi 10 años de vida han logrado establecerse como una alternativa en el mercado. El repunte en los precios de Bitcoin son muestra de su capacidad. La estructura económica ya funciona con ellas y no será tan fácil que desaparezcan.

Para Michael Novogratz, fundador y CEO del banco de criptomonedas Galaxy Digital, en los próximos 18 meses Bitcoin regresará a su máximo histórico. Para llegar a esos 20 mil dólares aún falta mucho, pero ya hemos visto un repunte que parecía imposible. En el último mes elevó su precio 44%, un aumento de 93% respecto a su inicio de 2019.

Una serie de anuncios relacionados con las criptomonedas en los últimos días mejoran el panorama para Bitcoin. Un ejemplo de estos es que Fidelity Investments, una gestora de fondos de inversión se prepara con un proceso de ejecución de trading para Bitcoin; los inversores internacionales de esta empresa tendrán la opción de participar con criptomonedas. Otros negocios de gran tamaño como los Stocbrokers E-Trade y TD Ameritrade, también han adoptado a Bitcoin. Ante un mercado más amplio, el temor a usar una criptomoneda se reducirá.

La seguridad es uno de los aspectos básicos para cualquier inversión. Para Novogratz este es un buen momento para Bitcoin, pero la realidad es que nadie puede garantizarlo. Recientemente se detectó un hackeo reportado por Binance, aunque la regulación sobre las criptomonedas gana fuerza. Por otro lado, este modelo está siendo retomado por otros negocios en la red como Facebook, que prepara su propia criptomoneda.

Los entusiastas de Bitcoin resaltan que, a pesar de los cambios en el valor de la criptomoneda, los problemas de seguridad y otros conflictos, los inversores siguen ahí. La fidelidad pese al riesgo haría pensar que las criptomonedas seguirán por mucho tiempo.

Adquirir o no Bitcoins es una pregunta similar a muchas otras inversiones. A mayor riesgo mayor margen de ganancias. Sin embargo, siempre existe la posibilidad de un desplome, Se vale arriesgar, pero es importante tener claro que la pérdida está latente y en una gran proporción. ¿Decides tomar el riesgo?

 

Contacto:

Twitter: @BernardoPrum

LinkedIn: bernardo-prum

Facebook: ComparaGuru

Blog: ComparaGuru.com

Página web: ComparaGuru.com

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

Retos para globalizar administraciones locales
Por

La falta de adecuación de estructuras genera mayores retos de coordinación intergubernamental, lo cual se refleja en men...