El peor brote de ébola del que se tenga registro ya ha matado a 2,800 personas, más que el total de todas las otras apariciones del virus.

 

Reuters

 

PUBLICIDAD

Expertos mundiales lanzaron el martes nuevas advertencias sobre la magnitud del brote de ébola en África Occidental, que según estimaciones del Gobierno de Estados Unidos podría infectar entre 500,000 y 1.4 millones de personas en la región para enero.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC) hicieron su previsión sobre la base de datos de agosto que no tomaron en cuenta el plan de enviar una misión estadounidense para enfrentar la enfermedad, por lo que el peor escenario es improbable.

En tanto, expertos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y el Imperial College, estimaron que unas 20,000 personas serían infectadas en unas seis semanas, frente a una perspectiva anterior de la misma cantidad de contagiados en nueve meses.

El informe advirtió que la enfermedad puede convertirse en un asunto permanente para África Occidental.

El peor brote de ébola del que se tenga registro ya ha matado a 2,800 personas, más que el total de todas las otras apariciones del virus.

La enfermedad se ha propagado por Guinea, Liberia y Sierra Leona, cobrando la vida de decenas de funcionarios de salud y castigando a economías que se recuperaban de años de conflictos.

Los brotes en Nigeria y Senegal parecían por ahora contenidos, pero los países de la región cerraban sus fronteras y restringían los viajes por el temor al contagio pese al consejo de los expertos, complicando aún más los esfuerzos internacionales para enfrentar la enfermedad.

“Confío en que las proyecciones más sombrías no se harán realidad”, dijo a periodistas el director de los CDC, Thomas Frieden.

El peor escenario considera que hay 2.5 veces más contagiados de los 5,864 de los que se tiene registro.

“Acciones amplias e inmediatas, como las que ya se han puesto en marcha, pueden hacer que la epidemia pase de su punto crítico a un rápido declive de los casos”, dijeron los CDC en un comunicado.

 

Se necesita ayuda

Luego de quejas de agencias humanitarias y líderes regionales de que el mundo estaba colaborando muy poco, el presidente estadounidense, Barack Obama, anunció la semana pasada planes para enviar 3,000 efectivos que construyan 17 centros de tratamiento y entrenen a miles como trabajadores sanitarios.

La decisión de Estados Unidos ha sido bien recibida, pero fue acompañada por llamados para que otros países sigan su ejemplo, porque la enfermedad se está propagando más rápido que los esfuerzos por contenerla.

En una muestra de esa brecha, un funcionario de Naciones Unidas en Liberia, el país más castigado, dijo el martes que hay 150 expertos extranjeros en el país, pero que se necesitan otros 600 a 700.

Antonio Vigilante, jefe del programa de desarrollo de la ONU en Liberia, dijo que en el país sólo hay entre 350 y 400 camas para pacientes de ébola, muchas menos de las 2,000 que se necesitan.

Gran parte de la ayuda médica es entregada por el grupo francés Médicos sin Fronteras (MSF). No obstante, la organización ha dicho que está superada y ha pedido a los países que envíen sus médicos a la región. La respuesta hasta ahora ha sido el silencio.

La presidenta de liberiana, Ellen Johnson Sirleaf, dijo que las predicciones del CDC son “horrendas” y “terroríficas”, pero que la ayuda de Estados Unidos contribuiría a que el brote baje tan rápido como se expandió.

“Creo que en una pocas semanas más veremos que este gran esfuerzo comienza a mostrar resultados”, dijo a través de una comunicación por Skype a una audiencia de la Universidad de Georgetown en Washington.

 

Siguientes artículos

Nova asegura inversión por 50 mdd de Pacific Century
Por

La firma dijo que los fondos le permitirán ampliar su red de empresas, crear e incorporar nuevas a su portafolio.  ...