La concentración bancaria o la existencia de un megabanco no es algo que debería de preocupar al sistema financiero en México, ni a los clientes, ya que las nuevas tecnologías, regulación y competencia han eliminado prácticas anticompetitivas.

De acuerdo con el especialista Alexis Milo, todo el cambio tecnológico ha reducido la capacidad o el poder de mercado de las instituciones financieras, ya que ahora es mucho más fácil cambiarse de un banco a otro o tener cuentas en distintas empresas.

“Muchas prácticas anticompetitivas, no solamente en México, sino que en el mundo que no estaban del todo documentadas hace 20 o 30 años pues, hemos visto un cambio en la regulación, hemos visto un avance muy grande en cómo las autoridades han ido documentando estas prácticas, hemos visto instituciones financieras que han enfrentado multas cuantiosas por incurrir en prácticas indeseables”, indicó.

Lee: Citibanamex abrirá en abril ‘cuarto de datos’ para interesados en compra

En un webinar organizado por Forbes México, Milo explicó que los niveles de concentración que quizá hace 20 o 30 años podrían no haber sido aceptables —porque había la tecnología actual y no había regulación—, en la actualidad podrían ser niveles aceptables.

“La banca ha pasado de competir por simplemente otorgar créditos bajo condiciones mejores o peores a ser un servicio donde ahora las plataformas tecnológicas importan mucho, donde la manera en que los bancos tratan a sus clientes se ha vuelto algo mucho más importante para la competencia entre instituciones financieras; que un indicador que haya algún día tuvo una lógica, pero en mi opinión, hoy se han quedado un poco ciegos, se han quedado un poco miopes, que es simple y sencillamente ver las condiciones de concentración”, señaló.

“Y ya también tenemos instituciones que en México han crecido y han desarrollado altos niveles de capitalización, como el ejemplo que ponía Gabriel (Casillas) de Banorte, y que ya por lo tanto podríamos tener pues un banco grande mexicano”.

Alexis Milo

A su vez, Jorge Sánchez Tello, director del Programa de Investigación Aplicada de la Fundación de Estudios Financieros (Fundef), aseguró que en México tenemos un sistema bancario bastante competitivo, ya que si se compara con el sector de telecomunicaciones, en éste solo hay 3 empresas, mientras que existen 50 bancos.

“No se debe de tener miedo a que tengamos bancos grandes, bancos medianos y bancos pequeños, porque al final todo es un sistema bancario que ha sido bastante fuerte en los últimos 20 o 25 años y obviamente la tecnología está siendo disruptiva para el sistema bancario”, indicó el especialista.

No te pierdas: Megabancos: la consolidación bancaria en México podría aumentar competencia

Asimismo, consideró que la solidez que tiene el sistema bancario mexicano está justamente siendo una ventana de oportunidad para que incluso puedan llegar todavía más bancos, ya que hay áreas de oportunidad para crear bancos regionales, como ocurre en Estados Unidos.

“Pero los grandes bancos en México también son parte de esta solidez y por eso justamente creo que la venta de Banamex es una muy buena señal de que tenemos un sistema bancario sólido y que justamente por eso hay muchos interesados en comprar Banamex”, manifestó Sánchez Tello.

“Entonces la capacidad de comprar Citibanamex por alguno de estos bancos del segundo o el tercer lugar le permitiría poder competir contra el primer lugar en mejores condiciones”.Gabriel Casillas.

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado

 

Siguientes artículos

Bancos piden certidumbre para impulsar crecimiento económico
Por

La banca ofrecerá créditos a pymes por un monto total de 10,000 millones de pesos, anunció el dirigente de la ABM, Danie...