Se trata de 200m2 en los que la comunidad maker capitalina podrá explorar los límites de su curiosidad y convivir con otros creadores.

 

La Ciudad de México ya cuenta con su primer espacio dedicado al movimiento maker en toda regla. Hacedores.com, una de las principales comunidades de esta tendencia que revalora la capacidad de elaborar objetos con nuestras propias manos, abrió su maker space justo en el corazón del Distrito Federal: el Zócalo capitalino.

PUBLICIDAD

Y la elección de la ubicación no es un tema aleatorio. Antonio Quirarte, fundador y director de Hacedores, explica que se trata de un sitio de muy fácil acceso y un lugar al que todos los makers tienen que acudir: “Si necesitas electrónicos vienes al centro, si necesitas pieles, tornillería, plásticos, herramienta, pinturas, todo está aquí, éste es el ambiente natural de los makers.”

 

¿Qué hay?

Se trata de 200 m2 en los que los hasta 45 personas podrán hacer uso de manera simultánea de maquinaria especializada que de otra forma estaría fuera de su alcance. El área está dividida por zonas de trabajo, explica Gustavo Merckel, miembro del equipo base de Hacedores:

  • Zona de electrónicos: Cuenta con osciloscopios, generadores de banda, distintos tipos de voltímetros, cinco estaciones de soldadura y una estación de soldadura para fabricación de circuitos superficiales.
  • Zona de fabricación digital: Dos impresoras 3D –cortesía de Proyectil– para imprimir objetos de hasta 20x20x20 cm, una cortadora láser de 80 Watts, con un área de trabajo de 90×60 y una cortadora CNC con un área de trabajo de 30×30.
  • Zona de fabricación convencional: Cuenta con un área de carpintería y metalmecánica con toda la herramienta básica (cepillos, martillos, mazos, desarmadores, allen, etcétera) y está por llegar la maquinaria de poder (sierras, taladros y más) y las máquinas de costura: una bordadora digital y dos máquinas de coser.
  • Zona de cohardworking: “Es como el coworking pero se permite también martillar, ensamblar y hacer ruido”, explica Merckel.
  • Un salón de usos múltiples: De 25 metros cuadrados, con cañón y dos pantallas en el que se pueden dictar conferencias o impartir talleres.

 

¿Cómo funciona?

El acceso al maker space se hará a través del pago de una membresía, “puede ser una mensual o con tarjetas de prepago que ofrecen hasta 7 accesos desde 600 pesos. Tienes libre uso de las herramientas por todo un día e incluso puedes comprar las tarjetas entre compañeros de la escuela, puedes compartirla”, explica Quirarte.

En su primera etapa, que arrancará el 16 de marzo, abrirá de 9 a.m. a 6 p.m. de lunes a viernes, y cualquier persona podrá acceder a las instalaciones con el pago de su membresía.

Entre los patrocinadores del espacio se encuentran Intel, Stanley, Dremel, Proyectil –gente del IPN que fabrica impresoras 3D–, ISR y AG Electrónica, los cuales colaboran con equipo pero además ofrecen su experiencia a la comunidad maker capitalina.

Antonio Sánchez García, director de asuntos corporativos de Intel, dice a Forbes México que los miembros del maker space no sólo tendrán a su disposición las nuevas tarjetas Galileo, Edison y Curie (hechas especialmente para desarrollar wearables y objetos conectados), sino también “el expertise de más de 1,500 profesionales que tenemos en México”, especialmente de aquellos que trabajan en el centro de diseño e innovación que  Intel tiene en Guadalajara.

Dicha experiencia será transmitida a través de talleres de corta y larga duración, algunos de ellos muy especializados, detalla Quirarte.

En su primera etapa, el centro abrirá de 9 a.m. a 6 p.m. de lunes a viernes. Está ubicado en República de Guatemala Número 10, cuarto piso, justo detrás de la Catedral Metropolitana, en el Centro Histórico de la Ciudad de México.

Antonio Quirarte, durante la inauguración del espacio.

Antonio Quirarte, durante la inauguración del espacio.

 

Un sueño con mucho potencial

Para Quirarte, la inauguración del espacio es la culminación de un sueño: “Es un sitio en el que aprendes, tienes acceso a herramientas y equipo que es costoso y no cualquiera puede tener y sobre todo tienes contacto directo con otros makers. El pilar que sostiene al movimiento es el compartir.”

Hacedores, explica su director y fundador, es una sociedad anónima, una empresa que aprovecha el gran auge que la tecnología de código abierto le ha dado al movimiento maker. Sus principales canales de ingresos son la venta de libros y material a través de su tienda en línea, y Quirarte sostiene que con el maker space busca apoyar a la comunidad.

Durante la inauguración también estuvo presente Juan Pablo Adame, diputado federal y presidente de la comisión especial de Agenda Digital y Tecnologías de la Información de la Cámara de Diputados, quien dijo a Forbes que deben fomentarse los espacios para la creatividad y la innovación desde la legislación:

“Urge un rubro específico en el presupuesto de la Federación que apoye a los creadores y a los emprendedores, actualmente existe el INADEM pero creo que le falta mucho apoyo y un enfoque específico para startups”, dijo y añadió que es necesario además que se le dé más apoyo al Prosoft –un programa federal que incentiva el desarrollo de software pero que también podría beneficiar a los makers–.

Al respecto, el legislador panista djijo: “Espero que podamos tener no sólo un prosoft, sino también un promaker”, y apunto además que buscarán impulsar una partida presupuestaria para tal efecto.

 

Más para makers

Antonio Quirarte invitó además al público a dos actividades que los Hacedores realizarán en marzo:

El sábado 14 de marzo tendrán Drones en la ciudad, en el Centro de Cultura Digital (debajo de la Estela de luz), en el que se espera a 500 personas. El evento se realiza por segundo año consecutivo gracias a la participación del Cinvestav, MediaLab y la comunidad dronera del país.

El sábado 28 de marzo tendrá lugar el Arduino Day en la misma sede. “El año pasado tuvimos 700 asistentes y este esperamos llegar a 1,000. Es un día completo de celebración de Arduino”, sostiene.

 

staff_maker_space_hacedores

Maker space de los Hacedores:

Dirección: República de Guatemala Número 10, cuarto piso, justo detrás de la Catedral Metropolitana, en el Centro Histórico de la Ciudad de México.

Horario: Lunes a viernes de 9 a.m. a 6 p.m.

 

Siguientes artículos

Francia, ¿el próximo rebelde de Europa?
Por

La disciplina presupuestaria es uno de los temas más sensibles en la zona euro. Mientras Grecia transita una senda amarg...