Por Germán Ortiz*

En la primera entrega de esta serie, referimos cómo la integración de la oferta que hoy existe en los servicios de entretenimiento e información es una tendencia evidente, y cómo es que este nuevo escenario presenta retos que la misma audiencia ha señalado, como el exceso de contraseñas, el spam y la preocupación por sus datos personales.

En esta gama de posibilidades, el streaming cambió las reglas, en mayor medida por tratarse de plataformas que aprenden y se adaptan a nuestros gustos y horarios. Varios estudios recientes, registran por primera vez en la historia porcentajes de inscripción a estos servicios mayores a los de la oferta de televisión de paga, una tendencia que parece no se detendrá al menos en el corto plazo.

La industria del entretenimiento enfrenta un desarrollo acelerado bajo este nuevo esquema. En la carrera por ganar a las audiencias y por lo tanto a los anunciantes, las plataformas de streaming proponen cada vez más servicios y alternativas para crecer su base de suscriptores bajo modelos de pago accesibles para los usuarios. La clave para ser relevantes, son esencialmente las siguientes:

Contenido original

En diciembre del año pasado corrió el rumor acerca de que Netflix quitaría de su catálogo Friends, la serie más vista en el servicio de streaming hasta abril de este año. La ola de comentarios negativos se desató en todo el mundo porque la productora del programa quería su joya de vuelta.

¿A qué se podría atribuir esta reacción? A la exclusividad de la oferta. Los consumidores escogen un proveedor particular de streaming para acceder a algún programa o película que no pueden ver en ningún otro lado. Según la 13ª edición de la encuesta de Deloitte sobre tendencias en medios Digitales, el 57% de los usuarios de estos servicios confirmó que una de las razones para elegir, es el contenido original.

Contenido personalizado

Existen alrededor de 300 plataformas de streaming para escoger, más la oferta de servicios de televisión de paga, lo que ha provocado que la gente personalice su selección como una especie de rompecabezas, teniendo el control de lo que ven, a la hora que lo ven, en dónde lo ven, sin límites.

Estamos frente a un público que programa de forma muy ágil sus propias experiencias de contenido a la carta, mientras vemos cómo incrementan significativamente los tiempos dedicados a su consumo a través de plataformas móviles y Apps.

Contenido sin (tantos) anuncios

En la encuesta ya mencionada, el 75% de los consumidores dice que hay demasiados anuncios en la televisión. La gente considera que ocho minutos por hora debería ser suficiente tiempo para los comerciales, cuando en realidad su promedio es entre 16 y 20 minutos.

La evolución en la oferta de este tipo de contenidos apunta a incrementar su calidad, variedad y competencia.Los mayores beneficios quedarán en los hogares y bolsillos de una nueva y exigente generación de consumidores de  entretenimiento, pero también en las empresas que entiendan, propongan y se adapten a nuevos modelos de publicidad.

*Socio Líder de Clientes & Industries en Consultoría, Deleite México.

 

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

Banxico confirma: su app no detecta billetes falsos
Por

Banxico aclaró que la app BilletesMx no fue diseñada para verificar billetes y su objetivo sólo es ayudar a conocerlos m...