Por Enrique Galeana

El papel de la tesorería corporativa ha evolucionado significativamente en los últimos años; la velocidad y desarrollo acelerado de los negocios globales de hoy han transformado esta posición en un rol más estratégico y relevante en un entorno volátil, de incertidumbre y alta inflación, como el que prevalece actualmente.

En la actualidad, para ejecutar las tareas primarias de pronosticar y optimizar los flujos de efectivo de la compañía, la tesorería requiere ser capaz de recabar y analizar datos de una amplia variedad de fuentes de información, lo cual demanda, entre otros aspectos, una comunicación estrecha y efectiva con diversos departamentos y actores, tanto dentro como fuera de la compañía. 

La tecnología, digitalización y automatización representan palancas fundamentales que las tesorerías deben aprovechar. Hoy, a nivel global, las  preferencias de las tesorerías en cuanto a productos bancarios y servicios financieros de valor agregado giran en torno a soluciones que se ajusten a sus necesidades particulares, información móvil y capacidades de ejecución ágiles, todo bajo un enfoque centrado en la experiencia del cliente. 

 Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado

¿Cuáles son los principales desafíos que hoy enfrentan las tesorerías?

Mitigar el riesgo financiero: La tesorería corporativa debe asegurarse de que la salud financiera de su empresa sea sólida, y salvaguardar a la compañía de choques exógenos que pudieran comprometer su viabilidad. Esto significa garantizar que los pagos se realicen y reciban a tiempo y proteger los flujos mediante la incorporación de coberturas de mercado.

Gestionar la liquidez: Asegurar que las empresas cuenten con el flujo de efectivo adecuado en el momento preciso es fundamental para la tesorería. Esta área es responsable de asegurarse que los recursos fluyan de forma eficiente para la continuidad del negocio. 

Ser un socio estratégico y habilitar el crecimiento: Al gestionar los fondos de manera inteligente, se espera que las tesorerías actuales puedan contribuir al crecimiento acelerado de las empresas, promoviendo un uso eficiente de su capital de trabajo y apalancando de forma óptima sus decisiones de inversión.

¿Cómo pueden las empresas mejorar la gestión de sus tesorerías?

A través de herramientas y soluciones de aliados financieros, las compañías pueden automatizar muchas tareas complejas, lo que les permitirá concentrarse en lo que mejor saben hacer: agregar valor.

Agilizando procesos

Además de la seguridad, el valor agregado de una plataforma digital eficiente se da por el hecho de agilizar los trámites, como validación de códigos bancarios, alta de nuevos usuarios, clientes o proveedores y hacer la mayor cantidad de operaciones posibles en el menor tiempo.

Reduciendo el riesgo

Mitigar los riesgos es una parte esencial del funcionamiento de una tesorería corporativa. A través de coberturas cambiarias y de tasa de interés, nuestra propuesta facilita a las tesorerías mecanismos de contención de riesgos de mercado.

Simplificando pagos

El mundo de los pagos ha experimentado una transformación espectacular en los últimos años. Los pagos enviados a través de nuestro banco ahora se pueden rastrear de principio a fin, lo que brinda a las empresas información inigualable sobre su posición de liquidez en tiempo real.

Suscríbete a Forbes México

Contacto:

Enrique Galeana, CFO de Banco BASE

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

Día de la Cero Discriminación
¿Qué tan acce$ible es aprender Lengua de Señas?
Por

Actualmente, según la Federación Mundial de Sordos, existen en el mundo cerca de 72 millones de personas sordas en el mu...