A tres días del plazo para que el gobierno federal entregue el Presupuesto 2019 a la Cámara de Diputados, Carlos Urzúa, secretario de Hacienda y Crédito Público, afirmó que es necesario reordenar el gasto público con el objetivo de que la economía mexicana crezca.

Durante su comparecencia ante la Comisión de Hacienda y Crédito Público de la Cámara de Diputados, la cual aprobó el dictamen para ratificarlo en el puesto, Urzúa señaló que se reducirá el gasto corriente y de servicios de la administración federal para enfocarlo en la inversión al “capital humano y capital físico del país”.

“Por gasto corriente no solamente estamos hablando de gasto de nómina, de servicios personales, sino también en gasto en servicio de todo tipo: en gasto en combustibles, en gasto en coches, de todo lo que se llama la jerga presupuestaria de capítulo 1,000; 2,000 y 3,000”, apuntó.

El funcionario aseguró que la economía mexicana se ha estancado en un crecimiento promedio anual de 2.2% desde 2006.

PUBLICIDAD

“Así no vamos a poder vivir de manera digna, no vamos a poder tener el país que merecemos todos y lo que yo quisiera, en este momento, tratar de hacerles ver, de entrada, son los posibles factores, algunos de los posibles factores que nos han limitado nuestro crecimiento en este siglo”, dijo.

Lee también: Presupuesto 2019, la primera prueba de los mercados a AMLO: Barclays

Urzúa destacó que para impulsar el capital humano, el Presupuesto enfocará apoyos económicos en los ancianos, a través del programa “68 y más”, que se hará universal, y a los jóvenes que no estudian ni trabajan, por medio del programa “Jóvenes construyendo el futuro”.

En materia de infraestructura física, el titular de Hacienda enumeró los proyectos ya anunciados por el presidente Andrés Manuel López Obrador, como la construcción del Tren Maya, la nueva refinería de Dos Bocas, Veracruz, y la construcción de 300 caminos rurales, entre otros.

Por otro lado, advirtió que la baja inversión pública es una de las principales factores del bajo crecimiento del país.

“La inversión pública no fue más allá del 2% del PIB y esa inversión pública extraordinariamente baja fue de muy mala calidad, es decir, una infraestructura muy pobre y a veces inconclusas; pues ustedes pueden esperar que el país no crezca”, afirmó.

El secretario admitió que la recaudación fiscal en el país es muy baja, alrededor de 14% sin incluir los recursos petroleros, en comparación con el promedio de los países de América Latina integrados en la OCDE, que es de alrededor de 20%.

“Cuando tenemos este porcentaje tan bajo no podemos esperar más. Yo sé que en México todo mundo espera que se invierta alrededor de 8% del PIB, ¿pero de dónde sale eso si solo tenemos 14% de recaudación?”, cuestionó.

Urzúa señaló que la única alternativa para no incrementar impuestos, como lo ha solicitado el presidente López Obrador, es combatir la evasión fiscal.

La inercia del gasto de gobiernos anteriores: obstáculo a vencer en el presupuesto 2019

 

Siguientes artículos

En 12 alcaldías de CDMX subieron los robos y extorsiones a los comercios 
Por

De las 16 alcaldías que hay en la Ciudad de México, en 12 se reportó un incremento en el número de asaltos, robo y extor...