El proyecto, que medirá 600 kilómetros de longitud, con una inversión de 527 millones de dólares, podría exportar gas no sólo a Centroamérica, sino a Brasil y Europa.

 

Por Hugo Arce Barrueta

PUBLICIDAD

México avanza en la creación de un gasoducto cuya misión es exportar gas natural de Estados Unidos a Centroamérica, y probablemente hacia otras regiones en el futuro, como Europa y Brasil.

A través del sistema Los Ramones, México importará 2,500 millones de pies cúbicos desde el sur de Estados Unidos hasta el centro del país, donde existe la interconexión con las regiones petroleras del sur mexicano, por lo que la construcción del gasoducto México-Centroamérica permitirá exportar gas no sólo a la región de los países del Triángulo Norte (Guatemala, El Salvador y Honduras), sino también a otras latitudes, si es que el proyecto se extiende hasta lo que podría ser el Canal de Nicaragua.

“Aunque esto no es un hecho, la idea de transportar gas natural a Centroamérica y de ahí a otras regiones desde el nuevo Canal de Nicaragua tiene mucho sentido, porque se estaría aprovechando esta oportunidad para que se pueda abrir mercado de América del Norte hacia Centroamérica y más allá, una región que carece de gas natural”, explicó Miriam Grunstein, académica asociada al Mexico Center de la Rice University de Houston.

Comentó que Costa Rica, por ejemplo, hace un uso intensivo de centrales hidroeléctricas, pero ésta no es siempre la mejor opción, ya que están sujetas a diversas condiciones meteorológicas que las hacen vulnerables, “por lo que si Estados Unidos tiene gas a un buen precio, entonces es una buena medida que el suministro se realice desde Los Ramones hacia el centro de México y de ahí a Centroamérica, ya que con esta acción se ampliarían los mercados; y si además el gas puede licuarse y exportarse a zonas donde es muy caro, como Europa, entonces la idea tiene mucho sentido”.

La también investigadora de la Universidad Autónoma de Nuevo León comentó que incluso el gas natural podría exportarse a Brasil, pues actualmente su principal proveedor, que es Bolivia, les está fallando con el suministro del hidrocarburo, por lo que sería también una buena opción abrir mercado a ese país del sur.

“Se trata de un megaproyecto muy importante, y la cuestión ahora es ver quiénes serán los jugadores porque el espíritu de la reforma energética nos dice que tendría que haber una licitación por parte de la Comisión Reguladora de Energía, y que este proyecto no sólo esté en manos del gobierno federal y de Pemex”, dijo la experta.

grafico_Gasoducto

 

600 kilómetros y más…

Desde inicios de 2014, México y Guatemala ya habían anunciado la construcción del gasoducto México-Centroamérica, que se extenderá desde la ciudad de Salina Cruz, Oaxaca, hasta el departamento Escuintla, en Guatemala.

En septiembre de 2014, la subsecretaria de Hidrocarburos, Lourdes Melgar Palacios, conformó el grupo encargado del proyecto, creado a partir del Memorándum de Entendimiento firmado el 30 de abril de 2014 entre los gobiernos de México y de Guatemala, como parte del proceso de integración energética regional.

En aquella ocasión, la Secretaría de Energía (Sener) explicó que el Programa Nacional de Infraestructura 2014-2018 preveía la construcción del gasoducto por parte de Pemex en el lado mexicano desde Salina Cruz hasta Tapachula.

A mediados de este mes de abril se realizó una nueva reunión en la que México y los países que conforman el Triángulo Norte dieron seguimiento a la firma del Acuerdo de Complementación Económica en Materia de Comercio y Transporte de Gas Natural entre México, Guatemala y El Salvador, signado durante la visita a México de Otto Pérez Molina, presidente de Guatemala. Honduras se agregó a este plan recientemente.

En la reunión de este mes estuvieron presentes diversos organismos. Además de la Sener, también estuvo reunida la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) y de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), así como el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y el Bureau of Energy Resources, perteneciente al Departamento de Estado de Estados Unidos, que presentaron los resultados preliminares de los estudios que han realizado para evaluar la demanda del combustible en el Triángulo Norte.

Desde el año pasado, la Sener y la presidencia de Guatemala informaron que el nuevo gasoducto tendrá una extensión de 600 kilómetros y que la inversión total se estima en 527 millones de dólares.

Ya el Secretario de Energía, Pedro Joaquín Coldwell, había dicho que con los primeros avances de la reforma energética se esperaba una inversión de alrededor de 62,530 millones de dólares, y uno de los rubros que destacaban era el de los gasoductos.

También la agencia Reuters informó el año pasado que, de acuerdo con un vocero de la presidencia de Guatemala, de los 600 kilómetros de longitud del gasoducto, 420 estarían en el lado mexicano y sería construido por Pemex, y el resto estaría del lado guatemalteco. Agregó que la obra se iniciaría en 2016 y podría culminar en 2019. La tubería transportará gas que se podrá utilizar en industria, que el país vecino del sur no tiene, así como para el abaratamiento de los energéticos en los países del triángulo Norte.

“Con este gasoducto, la repercusión para México y Guatemala se traducirá en generación de empleo y abaratamiento del precio de la energía eléctrica”, dijo Otto Pérez Molina durante su visita en México.

Por lo pronto, en la última reunión de trabajo, se concluyó que se celebrará un foro de inversionistas en junio de este año, que permita dimensionar el interés por el proyecto, tanto desde la perspectiva de los potenciales desarrolladores como de los consumidores de gas natural. También se acordó que el gobierno de México brindará cooperación en materia regulatoria a los países centroamericanos, para apoyar el desarrollo de un mercado regional de gas natural.

Forbes buscó a la Sener para entrevistar a uno de sus directivos sobre el tema sin tener respuesta hasta el momento.

 

Siguientes artículos

Los millonarios de Centroamérica
Por

El segundo listado de los más ricos de Centroamérica incorpora a cinco empresarios que presiden corporaciones líderes en...