¿A qué riesgos tendrás que enfrentarte dentro de tu empresa? ¿Qué estás haciendo para administrarlos? ¿Conoces tu talla? Cualquier estrategia conlleva riesgos e incertidumbres que debemos identificar y gestionar de forma proactiva. ¿Cómo?

 

 

 

PUBLICIDAD

Por Héctor Macías y  Zailly Sosa*

 

 

Según la 17 Encuesta Global Anual de CEO de PwC, este año se duplicó la cantidad de CEO globales que cree que la economía mundial mejorará en los próximos 12 meses; sin embargo, el enfoque a la gestión de riesgos es un tema que preocupa y ocupa a los CEO lo cual se demuestra en el hecho de que 31% de estos ha encaminado acciones para cambiar o adaptar su programa en este sentido, 22% está concretando esfuerzos en su implementación y 19% asegura estar desarrollando una estrategia dirigida a ello. La importancia también se observa en la opinión de 11% de los encuestados que carecen de acciones para la administración de sus riesgos, pero han reconocido la necesidad de contar con un programa.

Ante este panorama: ¿Te has preguntado a qué riesgos tendrás que enfrentarte? ¿Qué estás haciendo para administrarlos? ¿Conoces tu talla?

Imaginemos que nuestra estrategia 2014 está alineada a las tendencias mundiales, apostaremos al crecimiento, a la incursión en un nuevo mercado regional, a la ampliación de las redes de distribución, a la apertura de una nueva planta de producción, etcétera. Todos estos retos conllevan riesgos e incertidumbres que debemos identificar y gestionar de forma proactiva.

Adoptar un programa de Administración Integral de Riesgos nos permitirá tomar medidas hacia aquellos eventos que, en caso de ocurrir, pueden impactar en la estrategia o en el cumplimiento de los objetivos de la  empresa. Así, su correcta ejecución le  permitirá a la alta dirección formular y comunicar mejor los objetivos; identificar y ponderar mejor los riesgos; optimizar los controles y acciones  para mitigar los riegos; alinear  procesos con estrategia, así como optimizar la estrategia y obtener  mejores resultados económicos.

Una administración de riesgos efectiva debe dar seguimiento continuo a las acciones definidas por la organización para mitigar los riesgos, pero sobre todo para minimizar la probabilidad y/o impacto de los riesgos identificados. Un riesgo típico al que se enfrentan las empresas que exportan sus productos es el riesgo cambiario donde los instrumentos de cobertura juegan un rol muy importante. En este caso, ante el riesgo operativo de hacer mal uso de Derivados, contar con un modelo de planeación financiera (por ejemplo, estocástico) le permitirá a la dirección tomar decisiones bajo diversos escenarios de cobertura que reduzcan el impacto y probabilidad del uso de dichos instrumentos.

 

¿Cómo monitorear los riesgos?

Una de las herramientas que apoyan a la dirección a dar continuidad a las estrategias encaminadas para minimizarlos es del uso de los denominados Indicadores Clave de Riesgo (KRI’s, por sus siglas en inglés), muchas veces confundidos o reemplazados (erróneamente) por los Indicadores Clave de Desempeño (KPI’s, por sus siglas en inglés). Así que, primero, clarifiquemos la distinción entre estas dos herramientas de gestión empresarial.

Un KPI de crédito a clientes es probable que incluya datos de morosidad; proporciona información acerca de un evento de riesgo que ya ha ocurrido, por ejemplo, de un cliente que no paga conforme al contrato pactado. Siguiendo este ejemplo, un KRI podría ser el análisis de reportes financieros de los 25 clientes más importantes para la compañía, para identificar las tendencias que podrían estar surgiendo entre ellos y que potencialmente podrían indicarnos problemas relacionados con la función de cobro en un futuro.

Mientras los KPI’s se enfocan en medir el desempeño sobre un periodo en particular (pasado) y apoyan en la definición de acciones correctivas, los KRI’s proporcionan a la dirección y el Consejo de Administración información preventiva y valiosa para la toma de decisiones mediante alarmas o señales que anticipan escenarios de riesgo. De ahí la importancia de contar con KRI’s dentro de tu programa de ERM, ya que estos instrumentos ayudarán a mantener controlada la talla o peso de los riesgos en la organización, sobre todo en escenarios de alta volatilidad financiera, cambios políticos, reestructuras sociales, etcétera. Finalmente me atrevo a preguntarte, ¿qué tan maduro se encuentra tu marco de ERM en la explotación de tus KRI’s?

 

 

*Héctor Macías y  Zailly Sosa son socio líder de Gobierno Corporativo ([email protected]) y Consultor de Riesgos en PwC México ([email protected])

 

 

Contacto:

www.pwc.com/mx

Facebook: PwCMexico

Twitter: @PwC_Mexico

Blog: pwc.mx

Youtube: PwCMx

 

 

 

*Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

Internet de las Cosas, dinamizador de los negocios
Por

Miles de millones de dispositivos estarán conectados y comunicados por Internet en los próximos años. ¿Tu empresa ya est...